Contagios, aglomeraciones y el caso de Jujuy: debate acerca del ejercicio al aire libre

Los infectólogos aseguran que el distanciamiento social debería ser mayor al momento de hacer ejercicio. ¿Qué sucede en el resto del mundo?
El Canciller - Comentarios

Las salidas “recreativas” se transformaron en uno de los interrogantes latentes en esta fase de la cuarentena. La confusión surgió luego de los dichos del Presidente, quien había deslizado la posibilidad de salir a caminar, durante una hora, en un radio de 500 metros. Incluso, muchas personas creyeron que esa era, también, una habilitación para correr o hacer otro tipo de deporte al aire libre.

Pero, nada de eso sucedió: las mayorías de las provincias -salvo Jujuy y Corrientes- mantienen la prohibición de actividad física al aire libre.

Ante esta situación, las preguntas que quedan en el aire son varias. ¿Qué riesgos traería hacer ejercicio afuera de la casa?, ¿es más recomendable caminar que correr? A su vez, ¿cómo se organiza la actividad física en las localidades más pequeñas y en las grandes ciudades?

Como desde el inicio de la cuarentena, la última palabra es de Fernández. Sin embargo, el Presidente consulta, hasta último momento, con su equipo de asesores médicos. Omar Sued, presidente de la Sociedad de Infectología Argentina -y uno de los integrantes del comité de expertos- explica que “la decisión de salir a hacer deporte dependerá del plan que presente cada intendente”, según comentó, días atrás, a este medio. “Se debe controlar que las personas no se acerquen demasiado: al pedalear o correr, la distancia debería ser mucho más que dos metros“, completó.

Sued suele citar un estudio de las universidades de Lovaina (Bélgica) y Eindhoven (Holanda), que establece que a la hora de practicar running o cualquier otra actividad en movimiento, se debería respetar una distancia social de, al menos, cuatro metros para evitar la propagación del virus. La explicación es que al caminar rápido, correr o andar en bicicleta las gotas que se liberan por la boca y la nariz no llegan a caer al piso y se transfieren a la persona que está detrás.

Imaginar el respeto de esa distancia en las grandes ciudades del país sería -casi- impensado.

Cahn vs. Prat-Gay

Pedro Cahn, director de la Fundación Huésped -y runner ocasional-, aseguró que en el equipo de asesores del Ejecutivo reina la prudencia. “Existen referencias que indican que al hacer ejercicio las personas respiran de una manera más agitada y con menor control. Ante la duda, y al no tratarse de algo esencial, sugerimos por ahora decirle no a la actividad física“, fue su posición en el diario La Nación.

Otra frase suya dejó tela para cortar. Es que en su comparación, Cahn indicó que “no se sabe” si correr es más riesgoso que caminar”. “Seguro mejor no va a ser”, agregó. Parte de la oposición, como el ex ministro de Economía Alfonso Prat-Gay, apuntó a las “dudas” de los médicos, acusando al Frente de Todos de un “gobierno de infectólogos” que “por las dudas prohíbe”.

“Si se hace política con la salud pública, se hace mala política y, sobre todo, peor salud pública”, fue la respuesta del propio Cahn.

El caso de Jujuy

En este caso, la excepción es la provincia norteña comandada por Gerardo Morales. Jujuy decidió habilitar la actividad física desde el 21 de abril con los siguientes requisitos: con la circulación rotativa –por número de DNI– las personas que deseen hacer ejercicios al aire libre, deberán respetar una distancia de 10 metros entre ellas. También, se debe utilizar barbijo y no compartir ninguna bebida.

“Cayó muy bien en la sociedad, permitió despejarse y conectarse un poco con el afuera”, explicaron a ElCanciller desde la Gobernación. Entre las razones para habilitar el ejercicio fuera de la casa, en Jujuy dan cuenta de dos características: la nula circulación local (según datos del Ministerio de Jujuy, hace 15 no hay nuevos contagios) y la densidad de población. “Es muy distinto a Capital Federal. Acá tenemos muchas plazas con mucho espacio y menos gente”, agregaron.

Baja densidad de población y nula circulación local: las dos claves de Jujuy para habilitar el deporte al aire libre.
Baja densidad de población y nula circulación local: las dos claves de Jujuy para habilitar el deporte al aire libre. FOTO: Gobernación de Jujuy

En algunos municipios provinciales, incluso, se elaboraron circuitos, tanto para caminar, correr o andar en bicicleta. “La verdad es que no hubo muchos inconvenientes“, completó un vocero de Morales.

Te recomendamos leer

¿Qué pasa en el mundo?

La regulación sobre el ejercicio físico al aire libre varía según cada país. Y hay de todo: naciones que jamás restringieron la actividad física exterior -por caso, hasta la alentaron- la habilitación según horarios y regiones. También aquellos que insisten en ejercitarse en las casas.

Días atrás, una imagen recorrió el mundo. El sábado pasado en España -uno de los cinco países con mayores muertos por COVID-19- se habilitó la actividad física por horarios y edades. Y el tan esperado permiso generó una “salida explosiva” en las grandes aglomeraciones, como ocurrió en Las Ramblas de Barcelona. Ante ese panorama, el gobierno de Pedro Sánchez pidió responsabilidad y que se respete “el distanciamiento social”.

En Bélgica se habilita (y se recomienda) hacer actividad al aire libre.
En Bélgica se habilita (y se recomienda) hacer actividad al aire libre. FOTO: Brussels Running Tours

Uno de los casos emblemáticos es el de Bélgica. El gobierno, en su página web, aconseja y recomienda la actividad física al aire libre.  El ejercicio físico tiene que realizarse siempre respetando la distancia social, y se puede hacer incluso “con miembros de la familia que viven bajo un mismo techo”. La condición es que una vez que se termina la actividad se debe regresar al hogar.

La misma metodología se aplica en Suiza, Alemania e Inglaterra. En Francia, por caso, se rige por horarios: de 10 a 19 hs. se puede hacer actividad física. Italia era uno de los pocos países europeos que aún limitaba el ejercicio por fuera de la casa: recién el 3 de mayo, el Gobierno también lo habilitó.