Confirma la Policía de Paraguay que la Conmebol pidió empezar a trabajar en el operativo

El Canciller - Comentarios

La Policía Nacional de Paraguay ya trabaja para que Boca y River jueguen la final de la Copa Libertadores en Asunción. Así lo confirmó uno de los jefes de la fuerza, Walter Vázquez: “Estamos trabajando en la organización para ver cómo será el operativo. Sería el 9 de diciembre en Asunción”.

Según indicó el oficial a radio ABC Cardinal, la Conmebol le solicitó a la Policía paraguaya que comience a trabajar para recibir a ambos equipos el domingo 9, en un estadio a definir: podría ser el Defensores del Chaco o en el General Pablo Rojas, más conocido como la Nueva Olla.

Las declaraciones del jefe de la Policía paraguaya se dieron minutos antes del comienzo de la reunión entre los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D'onofrio, y el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, que ayer dejó en claro en una carta que quiere que la copa se defina dentro de la cancha.

“En la Conmebol que presido, el fútbol no se gana con piedras ni agresiones. Lo ganan los jugadores en la cancha”, remarcó en el texto que difundiò ayer y que generó polémica, ya que el Tribunal de Disciplina de la entidad deportiva todavía no tomó una decisión con respecto a la solicitud de Boca de que le den por ganado el partido.