Condiciona el JP Morgan la confianza en la Argentina y avisa que la tormenta será peor

El Canciller - Comentarios

El escenario político y económico vive momentos de crisis. Con la corrupción en el centro de escena, el país atraviesa su peor momento en la era Macri, con un descenso en la actividad económica, la inflación por las nubes y un dólar que llegó a $31. En el Círculo Rojo vislumbran un futuro aún peor.

Facundo Gómez Minujín, uno de los más poderosos del país y número uno del JP Morgan, aseguró que “tarde o temprano” la crisis turca va a estallar y se sentirá de lleno en la economía local, en el marco de un encuentro con periodistas en el que destacaron la apuesta del banco estadounidense por desarrollar su área de tecnologías y servicios en el país.

A su vez, la máxima autoridad del JP Morgan en el país advirtió al Gobierno y le dio un golpe anticipado a la confianza de las inversiones en Argentina. “Tenemos que estar preparados, el Gobierno debe estar preparado, asumiendo que algo va a pasar”, dijo.

El banquero, hijo de la artista plástica Marta Minujín y del economista Juan Carlos Gómez Sabaini, agregó que también hay que estar atentos a lo que ocurra en Brasil, con un proceso electoral por delante que promete mucha volatilidad y Lula da Silva en el centro de la escena. “Es lo que vimos en los últimos días”, añadió.

“El Gobierno debe estar preparado, asumiendo que algo va a pasar”, dijo Minujín

En coincidencia con sus pares del Círculo Rojo, Minujín apoyó la decisión de Macri de ir a pedir un préstamo al FMI, aunque reconoció que con la ayuda del Fondo no alcanzará para salir de la crisis. “Ahora, el Gobierno tiene que enfocarse en cumplir lo acordado con el organismo y considerar otras alternativas de financiamiento”, puntualizó.

Minujín, a pesar de un análisis crítico de la realidad, vio luz al final del túnel: “Incluso considerando el peor escenario, el problema de financiamiento puede solucionarse”. Su declaración no hará recoger el guante a ningún funcionario de la Casa Rosada, aunque en los pasillos de Balcarce 50 reconocen la preocupación porque los empresarios que pisan fuerte anticipen tiempos de crisis.