Con un ambicioso proyecto y el ascenso como objetivo, compra Antonio Caselli un club del ascenso de España

El Canciller - Comentarios

La dirigencia futbolística argentina tendrá un representante en el Viejo Continente. Antonio Caselli, histórico dirigente de River Plate, compró el Burgos FC, un club que milita en la Segunda División “B” de España y del que es el nuevo propietario.

El empresario, que también ofició como embajador de la Orden de Malta en Argentina, llegó a la vida política riverplatense en el año 2005, cuando fue electo como Vocal Titular por la lista Frente  Riverplatense de sus Socios, con la que José María Aguilar obtuvo su reelección.

Durante esa gestión, se desempeñó como Secretario de Actas, pese a que rápidamente presentó su renuncia por diferencias con el entonces presidente.

El Consejo de Administración ha llegado a un acuerdo con el empresario argentino ya que ha valorado su experiencia y capacidad en el mundo del fútbol. Junto a su equipo de trabajo aportarán todo lo necesario para el crecimiento del club“, informó el comunicado oficial de la entidad española ubicada a 200 km al norte de Madrid.

El principal objetivo de la nueva dirigencia de La Burgatti, como le dicen al club, será lograr el ascenso a la Segunda División con el primer equipo, que actualmente es dirigido por Fernando Estévez Martín.

Para ello, dentro de la nueva comitiva del club, será el argentino César Traversone -ex dirigente y director deportivo de River- quien asuma como director deportivo del club burgalés, mientras que Nicolás Gutiérrez Ayrala lo hará como su secretario deportivo.

Según pudo saber ElCanciller, Franco Caselli (hijo de Antonio) será la cara visible del club y quien liderará el ambicioso proyecto que -además del ascenso- contempla potenciar el marketing, las divisiones inferiores y el fútbol femenino de la institución.