Con “su” ley antibarras, busca Macri cerrar el año con una respuesta a los incidentes de la Superfinal

El Canciller - Comentarios

La Cámara de Diputados sesionará hoy con el denominado proyecto “antibarras” en el temario del día. La iniciativa llega al recinto tras varias semanas de discusión y aplazamientos, ante la imposibilidad del oficialismo de avanzar con el texto original que había enviado el Poder Ejecutivo.

El frente Cambiemos quiere cerrar el año con la aprobación de la propuesta que el presidente Mauricio Macri impulsó después de los incidentes en los alrededores del Monumental, que llevaron a la cancelación de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors y su posterior traslado a Madrid, España.

Si Diputados la aprueba hoy, el Senado podría convertirla en ley en la sesión pautada para mañana. Si bien hay un dictamen tentativo que ya fue avalado por la oposición, a la sesión se llega con puntos que aún generan polémica. Se espera que la votación en general no presente inconvenientes para Cambiemos, aunque podría haber cambios en la particular.

La Coalición Cívica de Elisa Carrió plantea que debe establecerse en el texto la incompatibilidad entre los cargos en los clubes de fútbol con los políticos, algo que genera rechazo en el oficialismo y la oposición.

El proyecto, que fue modificado varias veces, establece que la venta de entradas falsas tendrá una pena de 6 meses a 2 años de cárcel, mientras que se fija la pena de prisión de 2 a 8 años si el delito fuera cometido por un organizador, protagonista o integrante de un grupo. La ley que impulsó el Gobierno fue presentada por primera vez por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en 2016, con penas más duras.