Con señales a los Fernández, propone Massa construir una “mayoría opositora” contra Macri

El Canciller - Comentarios

En Congreso del Frente Renovador en Parque Norte le dio una nueva vida al posible acuerdo entre Sergio Massa y el kirchnerismo. Después de varias horas de debate, el partido definió que “la fragmentación de la oposición contribuye únicamente a Macri” y reclamó la construcción de “una oposición amplia plural y federal para competir y ganar”.

En su discurso de cierre, Massa recogió ese guante. Con el argumento de que el gobierno de Macri “fracasó”, planteó que quienes no van a votar a Cambiemos conforman una “mayoría” y que quienes se definen como opositores deben darle forma a una alternativa electoral que contemple a esa nueva mayoría. Además, en un guiño a Alberto Fernández y Cristina Kirchner, dijo que no quiere cargos y que está predispuesto para “empujar el carro desde donde sea”.

“Llegamos hasta acá porque el Gobierno de Macri fracasó- Fracasó Macri, fracasó el y fracasó su gobierno. Y fracasó el supuesto mejor equipo de los últimos 50 años”, sentenció el tigrense en el comienzo de su discurso, y señaló que una de las razones es que “apostó a la timba y a la especulación y no a la producción y el trabajo”. “Nos volvió a poner de rodillas frente al Fondo Monetario Internacional”, enfatizó, y se burló de la “larga lista de viajes, de selfies, de fotos y brindis” con las autoridades del organismo, que no tuvieron efecto en la economía.

Según el líder del Frente Renovador, Macri “eligió un mal camino, pero lo peor es que engañó y les mintió a los argentinos”. “Atrás de la mentira lo que esconde es su insensibilidad. Estamos frente a un gobierno irresponsable que está hipotecando el futuro de los argentinos y las argentinas. Estamos frente a un gobierno terco y soberbio, que a pesar de las señales, de la contundencia de los datos, de la protesta social y de las críticas constructivas no es capaz de reconocer sus errores y hacer autocrítica. Y lo peor es que nos sigue diciendo que no hay otro camino”, remarcó.

Guiños a los Fernández

Después del análisis de la situación económica y social, Massa empezó con los guiños al kirchnerismo. Acusó a Cambiemos, pero no al kirchnerismo, de “lucrar con la polarización y la división de la sociedad”. Dijo que “apuesta a la grieta como estrategia política” y advirtió que “nadie puede dividir a la sociedad para ganar una elección y después gobernar para todos”.

También definió al FR como “una fuerza política opositora” y sostuvo: “No podemos permitirnos un nuevo fracaso con un nuevo gobierno. Argentina no soporta otros 4 años así, necesita otro gobierno, otro proyecto de país, otras políticas, otro presidente”. “Estamos en una situación límite”, subrayó, y señaló que el próximo gobierno necesitará “un enorme acuerdo económico y social” para poder gobernar.

Massa usó incluso un slogan de la fórmula Fernández-Fernández. “Creo que hay otro camino”, dijo, aunque se permitió una pequeña crítica sobre el modo en que el kirchnerismo eligió a sus candidatos: “Mientras otros espacios deciden a dedo, sin escuchar a sus compañeros, nosotros elegimos democracia”.

Empujar el carro

El tigrense se refirió a los “rumores y especulaciones” sobre la decisión que tomará con respecto a la invitación del kirchnerismo a conformar un mismo espacio, hasta ahora expresada en la posibilidad de competir por la gobernación de la Provincia de Buenos Aires o en encabezar alguna lista lagislativa, pero no de competir en las PASO. “Todo el tiempo veo que me buscan trabajo. No busco trabajo, no busco cargo, no necesito de un cargo público para expresar mis ideas”, enfatizó.

Si se sienta a negociar con los Fernández, algo que en el Instituto Patria ven hoy más posible que ayer, Massa tendrá una excusa: sostendrá que así lo dispuso su partido. “Este Congreso hoy definió un mandato. El documento expresa la firme voluntad de construir una nueva mayoría opositora para ser alternativa a este gobierno de fracaso”, sostuvo.

“Hoy hay una gran mayoría opositora que está sufriendo el ajuste de Macri. Hay una enorme mayoría que perdió la ilusión y la paciencia y que nos pide, como opositores, que construyamos un nuevo gobierno”, remarcó, y convocó a los dirigentes de la oposición a abandonar la “vanidad” y ser humildes. También bajó sus expectativas personales: “Yo estoy para liderar si me toca liderar. Pero también estoy para empujar el carro desde donde sea”.

En ese sentido, admitió que en el Frente Renovador son “conscientes de que la mayoría actual no es suficiente, y hay que generar una nueva, ganadora”, por eso llamó a “ampliar esta coalición opositora” y conformar una alianza “diversa, generosa, que ponga las ideas y el programa de gobierno por encima de los nombres”. “Les pedimos a todos aquellos que quieren construir, cada uno desde su lugar, que no caigamos en la trampa del debate de nombres”, insistió, y concluyó: “Juntos vamos a terminar con este gobierno de pocos y para pocos, y vamos a formar un gobierno de muchos que de una vez por todas gobierne para todos”.