Con quórum y mayoría propia: muestra Mariu su tropa parlamentaria

La gobernadora contará con 44 de los 92 legisladores en Diputados y 29 de las 46 bancas del Senado. "Diálogo y consenso", la premisa oficial
El Canciller - Comentarios

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, tiene el menú perfecto en la legislatura bonaerense: un peronismo atomizado y supremacía amarilla en ambas cámaras. Con 44 de los 92 legisladores en Diputados (a 3 de la mitad más 1) y 29 de las 46 bancas del Senado, conforman el nuevo poder que ostentará Cambiemos en La Plata.

La victoria del 22 de octubre reconfiguró el mapa de poder en la Legislatura bonaerense. El peronismo llegó dividido en cuatro partes y eso conspira a favor del predominio amarillo. Como consecuencia, Vidal tendrá quórum propio. No obstante, en la ceremonia de entrega de diplomas, la antesala al juramento y asunción de bancas, muchos legisladores señalaron que habrá “diálogo y consenso”.

Quien resultó electo para la presidencia de la Cámara fue Manuel Mosca, esposo de la senadora electa Gladys González. “Tengo mucha felicidad por esto, tengo el respaldo de mis pares para trabajar mucho en la búsqueda del consenso a través del diálogo. Será un año de mucho trabajo y con debates”, afirmó al concluir la jura.

El bloque de Cambiemos será comandado por el diputado Roberto Costa. En en el peronismo el panorama es mucho más complejo. Los intendentes tendrán su propio bloque y José Ottavis estará con su “Peronismo Kirchnerista” y el massismo por otro lado. La bancada de Unidad Ciudadana, el nuevo sello kirchnerista, estará a cargo de la decana de la Facultad de Periodismo de La Plata Florencia Saintout.