Con más de 75 mil conductores en actividad, Uber “se pone a disposición” de la Ciudad para buscar “reglas claras”

Como parte de la transformación del ecosistema del transporte, la plataforma representa hoy una de los principales medios de movilidad elegido por los usuarios y el principal sustento para miles de personas.
El Canciller - Comentarios

Más de 75 mil personas se encuentran asociadas hoy como conductores a la empresa Uber y, en el 60%, representa su principal fuente de ingreso. A su vez, un 36% de los choferes volvió a trabajar gracias a la aplicación, explicó la aplicación mediante una carta a usuarios, choferes y legisladores.

El dato refleja la modificación del mapa del sistema de transporte interurbano en el área metropolitana que, en los últimos años, vio ampliar la oferta de medios de movilidad para los usuarios.

Como parte de ese proceso, la plataforma aspira también a cerrar la grieta con el universo de los taxistas con la puesta en marcha de un servicio para conductores de taxis que quieran asociarse a Uber y poder seguir ampliando la gama de opciones para desplazarse en la Ciudad. Si bien la propuesta sigue en etapa de inscripción, la aplicación ya cuenta con cientos de anotados, según informó.

“Hay lugar para todos y todas en la Ciudad”, explicaron desde Uber. Con este panorama, la empresa espera que se pueda avanzar en un diálogo con el gobierno porteño y legisladores para dar cuenta de los cambios en la movilidad de las personas en la Ciudad y adaptarse a las modificaciones que ocurren, tanto del lado de socios de la aplicación como de usuarios. La aplicación ya cuenta con medidas como el registro profesional y un seguro para los pasajeros.

Nos ponemos a disposición de la ciudad, sus legisladores/es y vecinos/as. Queremos colaborar en la búsqueda de reglas claras que incluyan a quienes hoy viven de la movilidad y que beneficien a los usuarios”, expresaron desde la plataforma.

La situación también fue reconocida recientemente en el fallo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de CABA, que consideró que Uber no incurrió en ninguna violación al código contravencional y levantó todas las medidas cautelares en su contra.

La resolución del máximo tribunal porteño saldó así una vieja disputa judicial y dejó el camino allanado para establecer las pautas de funcionamiento claras de las distintas opciones de transporte en la Ciudad.