Con Mariu en stand by, busca Macri unificar con Jujuy y Mendoza y ordenar a la tropa desde Cumelén

El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri tendrá una última semana de vacaciones más agitada que las primeras dos. En Cumelén, el mandatario intentará contener la ansiedad electoral de los referentes del oficialismo y apuntalar su propia campaña para la reelección: hoy recibirá a sus candidatos en Neuquén y Río Negro y el viernes se reunirá con Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y Horacio Rodríguez Larreta, que comandan tres de los distritos que Macri pretende que unifiquen elecciones con la presidencial.

El jefe de Estado recibió hoy a Horacio “Pechi” Quiroga, el intendente de la capital neuquina y candidato confirmado de Cambiemos para las elecciones del 10 de marzo, las primeras que definirán un nuevo gobernador (el primer test electoral serán las primarias en La Pampa el 17 de febrero, pero en la provincia patagónica no hay PASO). Aunque llevará candidato propio, Macri tiene buena relación con el gobernador Omar Gutiérrez, con quien se reunió el lunes, y lo único que quiere es que no triunfe el candidato de Unidad Ciudadana, Ramón Rioseco.

También mantuvo un encuentro con el diputado nacional Sergio Wisky, cuyo destino electoral todavía es incierto: podría ser tanto candidato a gobernador por la oposición como candidato a vice por el oficialismo, si es que Cambiemos finalmente acuerda con Alberto Weretilneck apoyar su reelección.

Elecciones en Neuquén: apuntala Macri a Quiroga, mientras Gutiérrez hace campaña con Vaca Muerta

El viernes, el presidente avanzará con su propio plan nacional: recibirá a los gobernadores de Mendoza y Jujuy, dos provincias gobernadas por Cambiemos que necesita que unifiquen su calendario con la nacional, y al jefe de Gobierno de la Ciudad, donde la unificación es prácticamente un hecho: la reforma del Código Electoral ya permite esa posibilidad. Las provincias gobernadas por Cornejo y Morales figuraban en el plan del oficialismo con elecciones anticipadas, pero Macri necesita traccionar votos para su candidatura.

En ese encuentro no estarán la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, ni el correntino, Gustavo Valdés, cuyo distrito recién elegirá gobernador en 2021. La mandataria bonaerense, que tampoco participó del encuentro de dirigentes del PRO el lunes, está de vacaciones en Chapadmalal y aun no definió qué hará con las elecciones en su provincia, aunque según La Nación la idea de desdoblar pierde terreno.

A cargo de la Casa Rosada, Marcos Peña hizo circular en las últimas horas encuestas que muestran una mejoría en la imagen y la intención de voto de Macri. Esos números, sumados a la creciente posibilidad de que Cristina Kirchner sea candidata, son los dos principales argumentos contra el desdoblamiento. Para el macrismo, si Cristina es candidata destruye las chances de cualquier otro candidato opositor de llegar a la segunda vuelta y potencia las posibilidades del presidente de ganar en esa instancia.