Con Mac Allister, cae Macri en La Pampa ante la UCR y sufre su primer revés del año electoral

El Canciller - Comentarios

Mauricio Macri sufrió esta tarde la primera derrota electoral del 2019. En las primarias de La Pampa, el candidato del PRO, Carlos Javier Mac Allister, cayó de manera abultada ante el legislador radical Daniel Kroneberger, que será quien encabece la lista de Cambiemos para luchar por la gobernación contra Sergio Ziliotto, el hombre que logró unir a todo el peronismo pampeano.

El escenario había sido advertido por el propio exsecretario de Deportes de la Nación horas antes de que abrieran los comicios. “Los signos de recuperación todavía no se ven reflejados en el bolsillo de la gente. Por esta razón, los que estamos más cerca del presidente podemos tener una situación un poco más complicada”, señaló en una entrevista con Radio 10.

El diagnóstico se cumplió y el deterioro de la coyuntura socioeconómica en el país tuvo su primer correlato en el distrito céntrico: Kroneberger se impuso con más del 65% de los votos.

¿Una posible causa para que la fuerte apuesta del primer mandatario por el exfutbolista de Boca Juniors se haya evaporado con dureza? Santa Rosa, la capital de la provincia, acarrea la mayor tasa de desempleo a nivel nacional y el resultado adverso, en esa ciudad, fue aplastante.

El diputado nacional de la UCR tendrá ahora el objetivo final de pulverizar la hegemonía peronista en el distrito, que desde hace 36 años no modifica al partido gobernante. En este sentido, luego de que se confirmara su victoria pronosticó: “Tengo cifradas esperanzas de que en mayo vamos a ganar. Es más, casi que no tengo ninguna duda“.

El 17 de mayo, enfrentará a Ziliotto, el diputado nacional recordado por su voto definitorio en aquella histórica madrugada en la que la Cámara baja le dio media sanción a la legalización del aborto.

Pese a que en las elecciones legislativas de 2017 el oficialismo pampeano venció por solo 76 votos a la alianza Cambiemos, para los comicios de este año el actual mandatario Carlos Verna se encargó de acordar con el exgobernador Carlos Marín, el kirchnerismo y el massismo, formando así el Frente Justicialista Pampeano, que se presenta como el gran favorito de cara a la batalla final.