Con la promesa de un dólar estable a $25, reúne Caputo a la cúpula de la UIA para enterrar las quejas

El Canciller - Comentarios

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, salió a escena para intentar calmar los ánimos del sector del Círculo Rojo que más duro se mostró con las políticas económicas del Gobierno: la Unión Industrial Argentina (UIA). 

En este sentido, junto a su par de Producción, recibió a los representantes de IDEA, el Foro de Convergencia hace algunos días y ayer almorzó con los industriales, una de las áreas que habían quedado al margen de los encuentros de la Casa Rosada con las diferentes entidades.

¿La principal idea? Llevar “tranqulidad” a los industriales, garantizar la estabilidad cambiaria y sostener un dólar que se mueva en torno a los $25, al menos hasta fin de año, una misión compleja según el presagio de los principales economistas después de la corrida cambiaria.

Con el objetivo de surfear la crisis, entonces, Caputo se sentó ante los referentes de la UIA y reveló también que las metas de inflación son un parámetro que servirá para generar previsibilidad y pidió prudencia por el aumento de los precios, un detonante que golpea a la clase media y baja.

El vicepresidente Pymi, Miguel Ángel Rodríguez, rompió el hielo sobre la principal preocupación de los industriales: el rumbo del dólar. Caputo se tomó unos segundos, respiró profundo y las risas se replicaron entre los empresarios presentes.

Otra inquietud planteada sobre la mesa son las altas tasas de interés al 40%, un mal síntoma para las medianas y pequeñas empresas para sostener la actividad. Aunque no elaboró una consistente respuesta ni dio certezas sobre el plan, Caputo explicó que su preferencia hubiera sido tener las tasas algo más bajas.

La turbulencia cambiara ya pasó, pero la economía todavía sufre las consecuencias de la corrida del dólar. Por eso, el Gobierno, con Caputo como el enviado perfecto de Cambiemos, intentó sumar la confianza de los industriales y revelar que la vuelta al Fondo permitirá cubrir las necesidades hasta el 2019.

En un amigable comunicado, la UIA reveló que se buscarán “desarrollar herramientas crediticias que permitan fortalecer a las pymes”. Un guiño y un importante gesto para intentar recomponer las relaciones entre el Gobierno y la UIA.

Todos los presentes

Estuvieron en el almuerzo el titular de la UIA, Miguel Acevedo, Luis Betnaza (Techint), Cristiano Rattazzi (FIAT), Adrián Kaufmann Brea (Arcor), Alberto Sellaro (Calzado), Mario Gualtieri (UIPBA), Jorge Sorabilla (Proteger), Pedro Reyna (Faima) y José Urtubey (Celulosa), entre otros.