Con el manual de Marcos, enumera Dietrich los logros de Macri y pide paciencia a las PyMEs

El Canciller - Comentarios

Aunque ya aparecen descontentos dentro del oficialismo con el camino de Mauricio Macri, el ministro de Transporte Guillermo Dietrich no está en esa lista. Entiende que la situación social y económica es difícil, pero no duda que el líder de Cambiemos logrará ser reelecto y gobernar por otro mandato. Afiliado al slogan de “es por acá”, “Guillo” contesta que los cambios necesarios se están haciendo, que no sabe qué piensa Sergio Massa y que pensar en Cristina Kirchner es volver al pasado: el fiel apóstol de la palabra de Macri.

En una entrevista con Liliana Franco, en Ámbito, el ministro de Transporte que suele moverse en bicicleta por la Ciudad asegura que el problema de la Argentina siguen siendo las propuestas decimonónicas del kirchnerismo y el pejotismo, del cual duda que exista una renovación porque los nombres propios le parecen del pasado. “Eran siempre los mismos, entre los empresarios amigos, los que tenían los privilegios, esos son los que te dicen: ‘Flaco, tenés que abrirte, para meternos adentro’”, explica.

Sabe que la economía no rebota y que probablemente no muestre señales de mejora para cuando termine el mandato de Macri. Para el ministro, el principal cambio es de valores, “que son algo intangible es una pelea de frente contra la corrupción, contra el narcotráfico, contra los privilegios y la impunidad”.

Incluso se atreve a desafiar a aquellos que, puertas adentro del oficialismo, aseguran que Macri y algunos de sus laderos desprecian “la rosca política”. “La realidad es que en 2002, de la nada, vimos que era necesario cambiar el país en base a convicciones”, afirma, y subraya el aspecto más positivo que destaca en Mauricio Macri: “Siempre piensa lo mismo”.

Dietrich: “Le estamos cambiando la vida todos los días a cientos de miles de personas en un montón de cosas rompiendo privilegios”

Optimista como Marcos Peña y el propio Macri, Dietrich ve logros y cambios profundos en los tres años que gobernó Cambiemos, pese a la devaluación superior al 300%, la inflación de 160% y la caída del PBI. “Hicimos transformaciones muy profundas. El acuerdo fiscal que hicimos es muy importante, porque lo logramos por consenso. Le estamos cambiando la vida todos los días a cientos de miles de personas en un montón de cosas rompiendo privilegios”, remarca.

Sobre las elecciones que se vienen, no tiene duda de que si hacen “las cosas bien, Macri va a ser reelegido”. Además, asegura que el oficialismo no instala el discurso de la polarización, sino que es lo que la gente “tiene en su mirada”. “Es la gente la que nos eligió a nosotros porque nosotros representamos lo que piensan. Los que quieren un cambio de valores en la Argentina son una cantidad suficiente para ganar una elección. Es una mayoría que se hastió de un sistema de privilegios para unos pocos que se exteriorizó mucho con el kirchnerismo pero que no fue muy distinto al menemismo. El kirchnerismo perdió totalmente la impunidad, totalmente los filtros y avanzó sobre todo, pero la corrupción no nació con el kirchnerismo”.

Otras declaraciones


Sobre las PyMEs. “Es lamentablemente la dificultad de este proceso. Yo tenía una pyme en el 95 y quebré por el efecto Tequila. Otro habrá quebrado en el 98 y otro en el 2001. Pero lo que le digo a la pyme es: aguantá porque esto va a mejorar. Pero lo importante es que estamos yendo a los temas estructurales, como que haya equilibrio fiscal y con consensos que evitarán que el déficit vuelva en el futuro”.

La vuelta de Iguacel. “Javier es una persona muy valorada en el espacio, hemos hablado las alternativas que hay para que vuelva al gobierno y él sabe que tiene las puertas del Ministerio abiertas”.