Con el envión de la llegada de Bolsonaro, busca Macri un Mercosur a la medida de los mercados

El Canciller - Comentarios

Desde la asunción de Jair Bolsonaro, la economía Argentina comenzó a recuperarse por las expectativas de los mercados puestas en Brasil. La reunión entre ambos mandatarios, luego de que Mauricio Macri faltara al primer evento del nuevo presidente, se dará el 16 de enero, cuando las vacaciones de argentino hayan culminado. El eje de la bilateral será la necesidad de reestructurar el Mercosur.

Hace varios meses que ambos mandatarios expresan la necesidad de cambiar el Mercosur. Para ellos, el bloque regional impide firmar tratados de libre comercio y deja a los países latinoamericanos en desventaja a la hora de intentar colocar sus mercaderías en el exterior.

Aunque ambos coinciden en que la estructura del Mercosur está anquilosada, mientras Macri tiene más intenciones de cambiarlo y levantarlo, Bolsonaro se muestra más reacio a intentar revivirlo y prefiere dialogar directamente, y en calidad de máxima potencia latinoamericana, con Donald Trump y otros mandatarios.

Pese a la ola de cambios que ya ordenó el nuevo gobierno de Brasil para liberalizar la economía y aumentar la seguridad, hasta ahora la única señal que se conoció es que Bolsonaro no busca -todavía- abandonar el bloque.

“Si quieren flexibilizar las reglas nos va a encontrar en la misma senda”

“Si quieren flexibilizar las reglas nos va a encontrar en la misma senda. Estamos dispuestos a repensar el Mercosur, a modernizarlo. Pero primero tenemos que ver en qué senda están ellos”, señalaron al diario La Nación cerca del canciller Faurie.

Desde el Gobierno argentino consideraron que la llegada de Bolsonaro a la administración brasileña será importante para el bloque regional, ya que el ultraderechista tiene pensando abrir la economía de su país al resto de mundo.