Con el blue sin techo, el gobierno se juega la ¿última? carta al blanqueo de capitales para la construcción

El oficialismo apuesta a un doble objetivo: contener la divisa extranjera con la repatriación de activos, que a su vez servirán para reactivar a un sector que acumula dos años de caída.
El Canciller - Comentarios

Mientras el dólar blue escala a un nuevo récord de $183, el Gobierno nacional mantendrá esta tarde una reunión con el sector de la construcción para fomentar inversiones en un rubro históricamente dolarizado y en recesión desde 2018. Con el objetivo de generar divisas que contengan la brecha cambiaria, la Casa Rosada buscará instrumentar un blanqueo de capitales y otorgará beneficios si esos activos se destinan a obras.

La cumbre está pautada para las 18:30 en el Ministerio de Economía. Por el lado del Ejecutivo, asistirán Santiago Cafiero, Martín Guzmán, Cecilia Todesca Bocco y María Eugenia Bielsa. En la mesa estarán representantes de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y también legisladores del oficialismo.

Las medidas, que abarcarán también al negocio inmobiliario, consistirán de “deducciones impositivas varias, a cuenta de ganancias y bienes personales”, en tanto se impulsaría el crédito hipotecario y la creación de empleo en el sector.

El panorama para la construcción, pese a las habilitaciones que se fueron otorgando para reanudar las obras en medio de la pandemia del Covid-19, es desolador. La industria acumula 24 meses en recesión: en ese período, ha perdido más de 150.000 puestos de trabajo.

La cuarentena obligatoria para paliar la propagación del brote profundizó aún más el retroceso con un descenso de la actividad en abril  un nivel histórico de 75,6% interanual.

El blanqueo que promueve el gobierno tendrá vigencia desde que salga la ley hasta el 28 de febrero de 2021 y establece un impuesto especial por los fondos blanqueados que será del 5% desde la fecha de entrada en vigencia de la ley hasta el 31 de diciembre de 2020; del 15% entre el 1 y el 31 de enero de 2021; y del 25% entre el 1 y el 28 de febrero de 2021.

El dinero deberá destinarse a obras privadas en construcción que posean un grado de avance inferior al 50%. En cuanto al impuesto sobre los Bienes Personales, se eximirá al valor de las inversiones en construcción de obras privadas nuevas realizadas hasta el 31 de diciembre de 2022, desde el período fiscal en que se efectivice la inversión y hasta aquel en que se produzca la finalización de la obra privada nueva, su adjudicación o la enajenación del derecho y/o la participación originados con motivo de aquella, lo que ocurra en primer lugar, hasta un plazo máximo de dos períodos fiscales.

Te recomendamos leer

También se establece que podrá computarse como pago a cuenta del Impuesto sobre los Bienes Personales el equivalente al 1% del valor de las inversiones en construcción de obras privadas nuevas. Por último, los titulares de inmuebles o de derechos sobre inmuebles, gozarán del diferimiento del pago del Impuesto a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones Indivisas o del Impuesto a las Ganancias. El pago del impuesto procederá en el momento o período fiscal en que los titulares perciban una contraprestación en moneda nacional o extranjera; cedan o transfieran a cualquier título la participación, derechos o similares que hubieran recibido como contraprestación; se produzca la finalización de la obra; o se adjudique la unidad que hubieran recibido como contraprestación; lo que ocurra en primer lugar.

Blue sin techo

Pese a las medidas que instauró el Ministerio de Economía este lunes para calmar el mercado cambiario, la divisa en el mercado informal subió este miércoles $3 y se ofrece en la City porteña a $183. Por su parte, el contado con liquidación operó a $178,68, con un alza del 4% y el dólar Bolsa cerró a $169,39, con un incremento del 5,3%.

La moneda mayorista terminó la jornada en $77,75 y la divisa minorista cotizó a $83,31 para la venta, aunque con las deducciones impositivas que se realizarán a futuro de Ganancias y Bienes Personales, el valor se elevó a un promedio de $137,46.

El saldo ¿positivo? para el gobierno fue un nuevo aumento en las reservas del Banco Central, que crecieron por tercer día consecutivo: según operadores del mercado, la ganancia rondó entre los U$S 10 y los 20 millones. Una cifra menor en relación a los 1.600 millones que perdió de reservas en el último período.

Con la apuesta al blanqueo, después de un empoderamiento a la interna del gobierno con Guzmán (contra Pesce), el oficialismo se juega quizás su última carta luego del fracaso de toda la ola de medidas anunciadas que fueron desde la baja a las retenciones hasta la reciente reducción del parking y el proyecto enviado al Congreso para incentivar el ahorro en pesos. A pesar de las declaraciones contra una devaluación, el margen para el gobierno va siendo cada vez más escaso.