Con críticas a Cristina, le exige La Nación a Macri soltar las encuestas y generar acuerdos políticos

El Canciller - Comentarios

Si bien restan siete meses para el inicio del proceso electoral a nivel nacional, la coyuntura socioeconómica que atraviesa la Argentina despierta advertencias de sectores influyentes en la escena política.

En este caso, el diario La Nación publicó una editorial en la que repudia a los más encumbrados dirigentes argentinos, a quienes acusa de carecer de capacidad para gestionar. En esta línea, repartió duras críticas hacia el oficialismo y defenestró al kirchnerismo.

El artículo del matutino le atribuye a los altos mandos políticos del país haberse romantizado con las encuestas y no poseer alternativas superadoras para escapar de la constante inestabilidad de la Argentina.

“¿No hay un sólo dirigente dispuesto a formular cinco propuestas a fin de consolidar una base de discusión sobre políticas de Estado alrededor de las cuales se unifique un pensamiento nacional?”, se pregunta.

En este sentido, llama al gobierno nacional a generar un gran pacto social y a fomentar consensos realistas y consistentes que contengan una mirada a largo plazo y le permitan al país salir del pozo. No obstante, esgrime críticas hacia el Ejecutivo de Mauricio Macri, al que le endilga haber fracasado en su plan económico así como también le achaca el crecimiento del riesgo país.

Para La Nación, la desconfianza de los mercados no se relaciona con un eventual retorno al poder de Cristina Fernández de Kirchner, como busca postular el oficialismo, sino a las dudas de que el país pueda pagar en un futuro la enorme cantidad de deuda contraída por la actual administración.

Sin embargo, el diario deja en claro que de los eventuales consensos no debe participar el kirchnerismo, al que culpa de haber hundido al país en una “anarquía financiera y social”, al tiempo que “prosperaban como núnca la corrupción pública, el ataque a la Justicia y las instituciones republicanas, el negocio de las drogas y la inseguridad física”.

Por último, convoca a todos los dirigentes políticos, empresarios, sindicalistas, sociales y religiosos a aportar sus ideales para conformar un acuerdo propicio para la Argentina, y a no anclarse a políticas “de tan tristes consecuencias generales como las de Venezuela, Cuba o Nicaragua”.