Complica al Gobierno la alta inflación y puede obligarlo a renegociar el acuerdo con el FMI

El Canciller - Comentarios

El Índice de Precios al Consumidor de junio alcanzó el 3,7% y no sólo fue la cifra más alta de los últimos dos años, sino que fue la segunda mayor de toda la era de Cambiemos. Las corridas cambiarias y la incertidumbre económica ponen en jaque la meta de inflación que el Fondo Monetario Internacional acordó con el Banco Central y, de incumplirse, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, podría tener que renegociar el pacto con Christine Lagarde, titular del FMI.

El acuerdo del Gobierno con el FMI está sujeto a una inflación anual del 27%, pero con una cota inferior del 3% y una superior del 5%.

En concreto, el acuerdo del Gobierno con el FMI está sujeto a una inflación anual del 27%, pero con una cota inferior del 3% y una superior del 5%. La inflación interanual entre junio de 2017 y de este año fue de 29,5%, es decir, 0,5 puntos porcentuales por encima de la cota inferior. Para que baje, los precios del segundo semestre de 2018 deberán aumentar en niveles menores a los del segundo semestre del año pasado. En este marco, la suba de precios debería promediar el 2,1% mensual en lo que resta de 2018 para no tener que acudir a la Junta Ejecutiva del FMI.

A pesar de que la inflación se mantenga por debajo del 32%, Dujovne deberá reunirse con el staff del FMI para mantener el acuerdo con el que el Gobierno consiguió de US$50 mil millones. Desde el ministerio de Hacienda destacaron que la meta superior aún no fue incumplida, pero dado que la cota inferior fue superada, habrá una reunión informal con directivos del organismo.

Al mismo tiempo, algunos economistas advierten que no hay que dar por descontado que la inflación de este año se mantendrá por debajo del 32%. En ese sentido, advierten que una nueva corrida cambiaria podría ejercer un nuevo calentamiento de los precios. De todos modos, debido a la nueva estrategia del Banco Central y a la reducción del stock de Lebacs en las últimas licitaciones, consideran que es difícil que se gesten nuevas turbulencias cambiarias.

En el Relevamiento de Expectativas de Mercado que publica el Banco Central, los 52 analistas públicos y privados advierten para 2018 una inflación de 30%. Sin embargo, mes a mes, el informe del que se sirve la autoridad monetaria jamás pronosticó una inflación menor a su antecesor. En conclusión, es probable que la inflación sea mayor a la que pronostican el Banco Central y el REM.