Comparar a Cristina con Maduro: el ensayo de Durán Barba para captar el voto difícil

El Canciller - Comentarios

Para la campaña electoral, una de las grandes apuestas del oficialismo es trazar paralelismo entre el kirchnerismo y el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. En su editorial del domingo, Jaime Durán Barba consignó esta postura con una serie de comparaciones en las que acusó al Frente de Todos, entre otras cosas, de buscar “acabar con la división de poderes, nombrar jueces militantes, terminar con la libertad de prensa y confiscar la propiedad privada rural y urbana.

Según expuso en la Cumbre de Juntos por el Cambio, la tarea necesaria para ganar las elecciones será ir por el “voto difícil”, cuyo dueño es un electorado que desprecia tanto a Macri como a Cristina y elegirá en octubre por el mal menor. Una masa de votantes que decide por el rechazo y no por las propuestas, por lo que para conseguir su adhesión es más importante acentuar su resistencia hacia la propuesta opositora. En este análisis se enmarca la nueva ofensiva del consultor político oficialista.

Para el gurú de Macri, en Argentina tomamos como normales algunos hechos que, vistos desde afuera, “son insólitos”, haciendo referencia a la “red de corrupción” de los años kirchneristas. “Lo peculiar era el uso de dinero físico, propio de sociedades precapitalistas”, apuntó.

Durán Barba señaló paralelismos entre el kirchnerismo y dos regímenes que catalogó como autoritarios, el de Nicaragua y el de Venezuela. En ambos, remarcó, los gobernantes se hicieron ricos a través de la quebrantación de las barreras entre lo público y lo privado. Dicho de otro modo, la propiedad privada fue confiscada por las elites políticas para repartirse entre ellos. “(En Nicaragua) Daniel Ortega aprovechó para comprarse por cien dólares la mansión en la que vivía, que había sido decomisada al banquero Jaime González Carazo, quien fue perseguido y vivió en el exilio dando una obstinada batalla por recuperar su palacete”. Bajo la tesis del asesor de Macri, La Cámpora busca realizar maniobras similares si vuelve al poder.

“(En Venezuela) Nuevamente, la confusión entre el patrimonio estatal y el privado se hizo presente. Muerto su padre, las hijas de Chávez se quedaron viviendo de okupas en el Palacio Nacional y una de ellas, María Gabriela, es actualmente la persona más rica de Venezuela, con más de 4.127 millones de dólares depositados en cuentas de Andorra y Estados Unidos”, siguió.

En la misma línea, señaló que la Argentina entrará, en estas elecciones, en una decisión de carácter histórico. Aunque apunta que una mayoría, “que leen y estudian, se dan cuenta de que estas cosas son imposibles en la sociedad actual”, apunta que hay muchos que apoyan “esta visión arcaica de la vida”, dicen que van a volver para corretear con cajas de billetes. “Parecen tesis absurdas, pero son solamente arcaicas”, concluyó.