Cómo será el regreso a las aulas en 21 distritos bonaerenses con bajo riesgo epidemiológico

La vuelta a la educación presencial consta de distintas fases que evitan riesgos para la salud de los educadores y estudiantes.
El Canciller - Comentarios

El próximo lunes 26 de octubre comenzarán las clases presenciales en las escuelas de 21 distritos del interior de la provincia de Buenos Aires. Son municipios considerados como de bajo riesgo epidemiológico, según el “semáforo”, y forman parte de 24 distritos en los que está previsto el retorno a las aulas.

La modalidad se implementará en los municipios de: Bragado, Chascomús, Daireaux, Tres Lomas, Lobos, Lezama, Salliqueló, Alberti, General Lavalle, Adolfo Alsina, Monte Hermoso, 9 de Julio, Puán, 25 de Mayo, Guaminí, Monte, General Lamadrid, Rauch, Florentino Ameghino, Carlos Tejedor y González Chaves.

Mientras que en Chivilcoy, Saavedra y Tordillo comenzarán las actividades de capacitación y de organización en las escuelas. La fecha de regreso a las clases presenciales no está fijada, dependerá de los resultados que brinde el control de los indicadores epidemiológicos.

Por curso asistirán 10 alumnos. A su vez, los estudiantes no irán todos los días a la escuela, los del último año de la primaria y la secundaria cursarán de manera presencial tres veces por semana. Mientras que los de 1° a 5° año, una vez, y se evitarán los horarios pico.

Los módulos de cada clase durarán 90 minutos, sin recreo y los horarios de ingreso y egreso de la escuela se organizarán en forma escalonada.

Te recomendamos leer

Vuelta a la presencialidad de manera gradual

El regreso a las escuelas está planeado en distintas etapas. La semana que viene, los educadores y el personal educativo asistirán a las instituciones para adaptar los planes de cada establecimiento en base a lo establecido por los protocolos. También le informarán a los alumnos y sus familias las diversas pautas para la vuelta a las aulas y convocarán a los primeros estudiantes.

Las fases de vuelta a las clases presenciales prevén primero el regreso de los estudiantes con los que no se mantuvo un vínculo cotidiano o que tuvieron poca o nula participación durante el aislamiento.

Desde el martes, en la Provincia funciona el Programa de Acompañamiento a las Trayectorias y la Vinculación (ATR). El mismo establece que un grupo de 45.000 docentes visiten, en sus hogares, a los alumnos que no pudieron estudiar por la cuarentena. Alrededor de 300.000 estudiantes tuvieron una caída de su escolaridad o se ausentaron de las clases.

Te recomendamos leer

Estudio de la situación epidemiológica en los distritos

Cuando el Consejo Federal de Educación fijó el jueves pasado los lineamientos, en la Provincia se hizo una evaluación de riesgo epidemiológico que tiene en cuenta la intensidad de la transmisión y la respuesta del sistema de salud desde una perspectiva regional. Esto implica que al analizar la situación epidemiológica del distrito, también se estudia qué sucede en los distritos vecinos. 

El análisis de que lo sucede en los distritos vinculado al riesgo de COVID-19 se hará todas las semanas. De esta manera, se podrá monitorear de forma permanente la situación epidemiológica de cada partido bonaerense que comienza el regreso gradual a las clases presenciales. Además estarán bajo observación los distritos que podrían retomar la presencialidad en las semanas siguientes.

Para poder aplicar el plan, en cada establecimiento educativo se verificarán las condiciones de infraestructura y la provisión de los elementos de higiene, desinfección y protección por parte del Consejo Escolar y los equipos de conducción.

También se reforzará la limpieza y la desinfección en base a lo dispuesto en los protocolos. Los equipos directivos, profesores y auxiliares tendrán una capacitación sobre los protocolos, que podrá ser virtual.

En una siguiente etapa entrarán en vigencia las clases presenciales en los 135 distritos bonaerenses, independientemente de la situación epidemiológica que haya en las localidades.