Cómo se recompone el oficialismo tras el escándalo de la foto de Olivos: discursos, tuits y gestión

Entre las disculpas y la relativización, el Frente de Todos busca revindicar el manejo de la pandemia, pero preocupa el pedido de juicio político y el filtro de nuevas fotos.
El Canciller - Comentarios

Tras la reciente polémica originada por la imagen difundida del cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yáñez, el Frente de Todos busca efectuar un control de daños y resaltar su gestión durante la pandemia de cara a las PASO del 12 de septiembre.

El presidente Alberto Fernández se refirió al tema este viernes durante un acto en la ciudad bonaerense de Olavarría. Allí, describió que desde el inicio de la pandemia la Quinta de Olivos “se convirtió casi en una ciudad” debido a que iban gobernadores, diputados, empresarios, actores y gente “que tenía problemas y que necesitaban ser oídos”. “Viví todo ese tiempo en un gran vértigo, que no es que me hizo tener reuniones con 10 personas… tuve con cientos de personas”, señaló el mandatario.

Luego, expresó: “Nunca ocultamos nada, hicimos público quiénes fueron a Olivos. Y el 14 de julio, día del cumpleaños de mi querida Fabiola, ella convocó a una reunión, un brindis con amigos que no debió haberse hecho. Lamento que haya ocurrido. Mirando en retrospectiva, debí haber tenido más cuidados que los que evidentemente tuve”.

Sin embargo, esta explicación fue tomada por diversas personalidades y medios como una búsqueda de cargar la mayor parte de la culpa en la primera dama. Las declaraciones machistas que brindó Aníbal Fernández reforzaron esta interpretación: “La complicación la quieren poner porque la señora hizo una comida, una cosa por el estilo, que a lo mejor puede ser criticable ¿Qué va a hacer el marido? Como en la edad media, 1200 años atrás, ¿llegar y cagarlas a palos porque cometió un error de esas características? Eso no existe más, señores”.

Otras manos que intentan ayudar

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, reconoció que el evento “fue un descuido, se cometió un error que no debería haber pasado y que estuvo mal”, aunque luego intentó correr el eje de la discusión señalando a la oposición e indicando que ahora “no está en juego una foto sino cómo nos ponemos de pie, cómo salimos de la pandemia”.

“Tenemos que dejar en claro esto: el presidente no jodió a nadie, y sin embargo ellos fueron a liberar a Formosa y hacer marchas de contagio que luego suscitaron aumentos de contagios y muertes”, resaltó Cafiero durante una visita a ciudad de Concordia en Entre Ríos.

En tanto, La Cámpora decidió enviar este sábado un mensaje de apoyo al presidente a través de Twitter, al tiempo que ironizó sobre la posición asumida por muchos medios de comunicación durante el gobierno de Cambiemos: “Con la mitad de la indignación mediática de estos días aplicada a otras fotos nos hubiéramos ahorrado el endeudamiento de las próximas décadas”.

Preocupación por el pedido de juicio político y por el filtro de nuevas fotos

Desde el círculo íntimo del presidente se acordó en ponderar la “admisión del error”, así como también destacar las virtudes del manejo de las consecuencias económicas de la pandemia. Siguiendo esta línea, la estrategia que maneja el oficialismo es intentar cerrar el capítulo e instalar las actividades programadas. Algunas de estas incluyen el lanzamiento del plan Previaje anunciado este sábado, un acto que tendrá este lunes al presidente como protagonista en La Matanza y una jornada de entrega de viviendas este martes en Avellaneda.

Sin embargo, el Frente de Todos continúa atento ante las posibles maniobras futuras de la oposición. Por un lado, esperan que se mantendrá candente el tema de la foto de Olivos por la intención de impulsar el pedido de juicio político por parte de Juntos por el Cambio, con el presidente del interbloque de diputados Mario Negri a la cabeza. Si bien el Gobierno descarta que este proceso prospere, no subestiman el imaginario que despierta su envergadura institucional.

Por otra parte, existe la preocupación de que se difundan más fotos o videos de ese festejo o de otros encuentros. Varios integrantes de la coalición oficialista analizan cómo y desde dónde se filtró una foto tomada hace más de un año. Saben que no casualmente la difusión se dio apenas un mes antes de las elecciones primarias. En este sentido, esperan que aparezca nuevo material, que tenga como única finalidad el desgaste de la imagen del presidente frente a la pandemia.