Comisión de Inteligencia: en medio de una interna en Cambiemos, vuelve Ramos Padilla al Congreso

El Canciller - Comentarios

El juicio político iniciado por Mauricio Macri a través de su ministro de Justicia, Germán Garavano, al juez federal Alejo Ramos Padilla, encargado de la investigación del presunto abogado Marcelo D’Alessio, reavivó la interna entre los distintos espacios que componen Cambiemos: el PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

En su columna del jueves, el editorialista de La Nación Carlos Pagni señala que el radicalismo tiene un especial interés por escuchar lo que tiene para decir Ramos Padilla ya que, entre las evidencias que mostró en el Congreso, mencionó a Carrió como una “usuaria” de D’Alessio. Pagni sostuvo que este comentario del magistrado también explica el interés de otro enemigo de “Lilita”, el juez de la CSJN Ricardo Lorenzetti.

Desde el bloque de diputados del radicalismo consideran que el avance de Macri contra Ramos Padilla es “peligroso”. En diálogo con Todos en la radio (FM Cultura 97.9), la diputada rionegrina y candidata a gobernadora por Cambiemos, Lorena Matzen, remarcó que el partido no puede “cometer los mismos errores que el kirchnerismo”.

Las diferencias entre los dos principales partidos que conforman Cambiemos van desde lo institucional a lo político y económico. “Hay que hacerle un service a Cambiemos. Tenemos diferencias sobre todo con las políticas sociales. La mirada de libre mercado es una de las cosas que nos distancia”, agregó Matzen.

La relación  -siempre tensa- entre Carrió y el radicalismo estalló a mediados del año pasado, cuando la dirigente de la Coalición Cívica dijo que manejaba a los radicales “desde afuera”·  “Al final, los radicales tienen que reconocer que están con una exmiembro (del partido) que los maneja desde afuera ¡Es divino! Es el mayor castigo por misóginos. Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”, dijo el pasado 6 de julio. Un día más tarde, en un comunicado oficial, el radicalismo le contestó que aporta al Gobierno “menos que las propinas que deja”, haciendo alusión a un comentario previo de la diputada.

La exposición de Ramos Padilla en el Congreso fue organizada por el diputado Leopoldo Moreau, con quien el juez comparte un dato común: haberse iniciado en el radicalismo a comienzos de siglo. De todos modos, la diputada Karina Banfi subrayó después de la exposición del magistrado que Ramos Padilla se prestó para un show montado por el diputado Moreau.

Este jueves, Ramos Padilla expone ante la reunión de la Bicameral de Organismos y Actividades de Inteligencia que preside el senador Juan Carlos Marino. Antes del encuentro, Marino afirmó que se le dará al magistrado “todo el tiempo que necesite” para que brinde su informe y luego se habilitarán las preguntas de los miembros de la comisión. “No va a haber restricción de horario”, dijo. El senador tiene un especial interés en lo que pueda decir Ramos Padilla ya que, según señaló Pagni la semana pasada, fue víctima de una operación de inteligencia cuando fue acusado por abuso, algo que casi le cuesta el cargo. En su momento, el senador negó las acusaciones y pidió su desafuero para ser investigado.

Por su parte, el jefe del bloque FpV-PJ en el Senado, Marcelo Fuentes, expresó su preocupación por conocer si los casos de “inteligencia paraestatal” se tratan de “hechos aislados” o de un “trabajo sistemático” en contra de periodistas, políticos y dirigentes.