Clima, desperfectos técnicos y golpes inesperados: los días críticos de Flybondi

El Canciller - Comentarios

Flybondi continúa decepcionando a sus pasajeros. Por diversas causas, la primer aerolínea lowcost del país no logra llevar a cabo muchos de sus vuelos y empeora, semana a semana, su imagen.

Desde que comenzó a operar a principios de año, muchos fueron los incovenientes que vivió la compañía. Demoras en los despegues, abandono de equipajes, cancelaciones de vuelos y hasta desperfectos técnicos tanto en el funcionamiento como en el mantenimiento de los aviones.

Tras una rotura grave en la cola de un Boeing 737/800 la semana pasada, cuando tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Iguazú, hoy la empresa volvió a ser noticia.

Operando desde la nueva base de El Palomar, el clima se convirtió en una variante pesimista. Mientras que Aeroparque y Ezeiza siguen funcionando con la llovizna de hoy, El Palomar tuvo que cancelar todos los vuelos entrantes durante la madrugada.

La falta de preparación para el posible clima, provocó furia entre todos los turistas que se encontraban a punto de viajar con motivo de las vacaciones de invierno. La policía tuvo que contener a los pasajeros que esperaron horas hasta obtener una respuesta.