Clima de euforia del Frente de Todos por el triunfo en primera vuelta de Alberto

El Canciller - Comentarios

Los primeros datos publicados confirmaron lo que el clima de euforia que se concentra en varias cuadras del barrio de Chacarita prometía: Alberto Fernández es el presidente electo y el peronismo volverá a gobernar la provincia de Buenos Aires con Kicillof al mando.

Con el 96% de las mesas escrutadas a nivel nacional, el candidato del Frente de Todos obtenía el 48,03% de los votos, contra el 40,44% de Juntos por el Cambio.

La única desilusión fue, quizás, la derrota de Matías Lammens contra Horacio Rodríguez Larreta. El actual jefe de Gobierno retiene el poder gracias a una elección histórica que lo ubica con más del 55 por ciento de los votos.

Cuando Rogelio Frigerio dio los primeros datos, Felipe Solá había adelantado, en conferencia de prensa, que el centro de cómputos montado por la oposición arrojaba una diferencia de más de diez puntos.

Los números oficiales -anunciados a las 21 por Rogelio Frigerio con el 65 por ciento de mesas escrutadas- mostraron una brecha menor: 47,2 por ciento para Alberto Fernández y 41,3 para Mauricio Macri. Seis puntos de diferencia que desde el Frente de Todos confían que se estirarán hasta las dos cifras, debido a que la provincia de Buenos Aires tiene un conteo más lento al de Nación.

Aunque muchos esperaban una ventaja mayor, la seguridad expresada en números de que Mauricio Macri dejará de ser presidente el 10 de diciembre puso fin a una tarde de inmensa expectativa en el escenario montado en la calle Corrientes.

Tal vez por eso, apenas se dieron a conocer los números, comenzó a sonar (y rápidamente fue entonada por todos los militantes que aguardan las palabras de Alberto Fernández y Cristina Kirchner) “andate a dormir vos”, en parte en respuesta al discurso de Macri posterior a las PASO.
Ahora, con la tranquilidad del resultado positivo, las expectativas están puestas en el discurso del futuro presidente, que todavía aguarda el llamado de Macri felicitándolo por la victoria y el reconocimiento público de la derrota.

Con música del Indio Solari de fondo, el búnker del Frente de Todos en Chacarita se fue llenando rápidamente. Los huecos se ocuparon a gran velocidad. Afuera, las personas cantan, ríen y aplauden en el escenario montado en la calle Corrientes.

El clima festivo se acrecentó al anunciarse que la expresidenta Cristina Kirchner estará presente en el búnker. Tras haber votado en Río Gallegos este mediodía, la senadora y candidata a vice se trasladará al escenario montado para acompañar a Alberto.

Entre los primeros asistentes se observaron figuras de lo más variadas. Sindicalistas como Roberto Baradel y Pablo Biró, el actor Gerardo Romano, dirigentes políticos de todo el arco peronista, abuelas de Plaza de Mayo y un sinfín de militantes de distintas agrupaciones.

Aún no está confirmado el horario en que hablará Alberto Fernández, que luego de votar se reunió en su casa en Puerto Madero acompañado de su círculo más íntimo.