Ciudad: uno de cada tres delitos fueron por romper el aislamiento

La tenencia de estupefacientes fue el segundo delito más común durante la cuarentena: el Ministerio Público Fiscal abrió 2.959 causas penales por esa problemática.
El Canciller - Comentarios

La pandemia del coronavirus junto al aislamiento social, preventivo y obligatorio cambió la manera en que cada individuo desarrolla su vida. También pasaron a la escena principal de la persecución penal delitos vinculados a la violación de la cuarentena, la resistencia o desobediencia a la autoridad y la tenencia de drogas para consumo personal.

Durante los tres meses de aislamiento, el Ministerio Público Fiscal porteño registró 18.793 delitos. Si hubiese un ranking del más cometido, en el primer puesto iría “la violación de medidas contra las epidemias”, establecido en el artículo 205 del Código Penal.

Hubo 5.334 casos por incumplir la cuarentena en 90 días.

En el primer mes, se produjo la mayor cantidad (2.543), y de a poco fue bajando en los siguientes dos meses: 1.446 y 1.345 respectivamente. Aunque fue de la mano de una mayor flexibilización de la cuarentena, al sumarse más actividades esenciales y permitidas.

El otro delito relacionado al incumplimiento del aislamiento es la desobediencia o resistencia a la autoridad. Uno como consecuencia, en algunos casos, del otro.

La Policía de la Ciudad controla los permisos. FOTO: NA/ MARCELO CAPECE
La Policía de la Ciudad controla los permisos. FOTO: NA/ MARCELO CAPECE

En total fueron 1.560 casos, y a diferencia de lo que ocurrió con el art. 205 del CP, a medida que pasaban los meses, aumentó la resistencia a la autoridad en los últimos días.

En los primeros 30 días hubo 389 casos de desobediencia, luego bajó a 275, pero terminó subiendo a 896.

Todos los delitos que se cometieron durante los tres meses del aislamiento en la Ciudad:

  • Violación de medidas contra epidemias 28.4%
  • Tenencia de estupefacientes atenuada por ser para uso personal 15,7%
  • Amenazas 9.9%
  • Resistencia o desobediencia a la autoridad 8.3%
  • Lesiones leves 6.5%
  • Comercio de estupefacientes o cualquier materia prima para su producción/tenencia con fines de comercialización 3.3%
  • Lesiones culposas 3.1%
  • Lesiones agravadas 2.7%
  • Otros delitos 22.0%

También hubo un gran porcentaje de amenazas, alcanzó 1.869 casos durante esos tres primeros meses de la cuarentena. Con el paso de los meses fue aumentando, de 503 amenazas pasó a 663 en el segundo mes, y en el último alcanzó 703 hechos.

Te recomendamos leer

Drogas: tenencia y compra

El 12 de junio pasado, personal de la Unidad de Prevención Barrial de Gendarmería Nacional detuvo a una persona que llevaba consigo 28,7 gramos de cocaína. La detención ocurrió en el barrio 1-11-14.

La semana, la Justicia porteña, a través de una audiencia por videoconferencia, le dictó al detenido la prisión preventiva por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Detenciones por venta de drogas en la cuarentena.

A lo largo de la cuarentena este tipo de casos se remite. En los primeros 90 días del aislamiento, hubo 2.959 casos de tenencia de estupefacientes para consumo personal. Y aunque configura un delito, en base a la ley de drogas 23.737, la Justicia porteña archiva estos casos con fundamento en la jurisprudencia de la Corte Suprema.

El máximo tribunal en el fallo Arriola consideró que el consumo de drogas en el ámbito privado no debe criminalizarse.

Sí se sanciona el comercio de estupefacientes o cualquier materia prima para su producción o tenencia con fines de comercialización. Hubo 617 casos en estos últimos tres meses, con números parejos a lo largo del período. En el primer mes 181 casos, al siguiente subió a 256 y en el tercero descendió de nuevo a 180.

Te recomendamos leer

Vías para el inicio de causas

Desde el 20 de marzo hasta el 19 de junio inclusive, el Ministerio Público Fiscal porteño inició investigaciones penales, en su mayoría, por las denuncias que recibió en sus canales (59,6%).

El resto de los casos ingresó al sistema judicial a través de los controles de las Fuerzas de Seguridad (35%) y por derivación desde otros organismos o jurisdicciones (5,4%).

La forma más utilizada para informar la comisión de delitos fue por teléfono, en el 58,9% de los casos. Le sigue la denuncia a través de la web (16,4%), el mail (15%) y la app para el celular (8,4%).

Lejos quedaron las denuncias presenciales (0,3%) y las surgidas por la actuación fiscal (1%).

La manera de ingreso al ámbito judicial de los casos contravencionales es similar a lo que sucede con los delitos.  La mayoría entró a través de los distintos canales del ministerio (76,5%). También ingresaron mediante los avisos de las Fuerzas de Seguridad (19,7%) y en menor medida llegaron desde otras jurisdicciones u organismos (3,8%).

Nuevamente, la vía más común para hacer denuncias, a través de los canales del ministerio, fue en la línea telefónica. La misma atiende las 24hs, todos los días del año y es gratuita.

Contactos para denunciar: