Cierra Cristina la grieta con Bertone, apoya su reelección y deja en soledad a Melella

El Canciller - Comentarios

Mientras crece en las encuestas nacionales y anuncia la presentación de un libro de su autoría, Cristina Fernández de Kirchner sigue de cerca lo que sucede en los armados provinciales del peronismo e intenta bajar el mensaje de la unidad. Luego de meses de incertidumbre, determinó apoyar a Rosana Bertone de cara a los comicios en Tierra del Fuego, en medio de la disputa con el kirchnerista Gustavo Melella, quien tiene el apoyo de varios partidos que integran Unidad Ciudadana.

Según consignó Letra P, la confirmación llegó tras un acto que la gobernadora fueguina compartió en el distrito con Alberto Fernández, el dirigente peronista de mayor cercanía a la expresidenta y eventual vocero de sus preferencias electorales. “Critiqué decisiones que tomó la gobernadora Bertone, sin tomar en cuenta la responsabilidad de gestión que tenía por delante. Hoy la apoyo en el esfuerzo que hizo por la unidad”, manifestó el exjefe de Gabinete.

En las elecciones legislativas de 2017 el escenario había sido distinto. Confrontados, Bertone y el kirchnerismo habían ido por caminos separados. En una elección reñida, el diputado nacional Martín Pérez se impuso sobre el frente de la gobernadora, que quedó relegado al tercer lugar por Cambiemos.

En ese entonces, la mandataria de la provincia más austral del país -que constituyó una gran relación con Rogelio Frigerio– conformaba el grupo peronista más transigente con el oficialismo nacional, que comanda Juan Manuel Urtubey, aplicaba un recorte del gasto público similar al ejecutado desde la Casa Rosada y se rehusaba a la posibilidad de integrar a la líder de Unidad Ciudadana.

“Yo valoro mucho la gestión de Cristina y creo que ahora es el momento de ver su potencial como conductora”, declaró el lunes Bertone, que ya había cerrado un acuerdo con La Cámpora para los comicios del 16 de junio, en los que competirá bajo el sello de Unidad Fueguina. Las gestiones para acercar a la senadora estuvieron a cargo del intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, quien en febrero se juntó con CFK en el Instituto Patria.

De esta manera, al igual que sucedió en las provincias de San Juan, La Pampa y Entre Ríos, el peronismo irá unido en una misma boleta -incluído el Partido Justicialista-, pese a que una pata del kirchnerismo -Martín Sabatella y Carlos Heller, entre otros- se mantenga firme con el díscolo Melella.