Ciccone, Ezeiza, Cristina y Macri: comienza Boudou su retorno a la política

"Cristina es la figura más importante de la oposición. Sin embargo, este juego no debe ser de los cargos, debe ser del proyecto", sostuvo el ex vicepresidente
El Canciller - Comentarios

Dieciséis días después de salir del penal de Ezeiza, el ex vicepresidente Amado Boudou dió su primera entrevista televisiva: se desmarcó de las denuncias que pesan sobre él, apuntó contra sus verdugos judiciales, criticó al macrismo y relató cómo fueron  sus 70 días de cautiverio.

“Los empresarios que compraron ciccone están siendo investigados. El juez (Ariel) Lijo la partió en dos para proteger a algunas personas y demonizar a otras. Acá hay que seguir el dinero. Que haga una pericia y vuelva a unificar la causa”, sostuvo el ex funcionario en diálogo en el programa “Mauro la pura verdad” (A24).

“Segun Echegaray hay mas de 1200 casos de planes similares (la AFIP le levantó la quiebra a la empresa en el 2010). Si querés te digo: habia mucha gente interesada en que Ciccone este bien”, apuntó enigmático.

Visiblemente emocionado, Boudou relató en la extensa entrevista cómo fueron sus días de encierro en Ezeiza. Contó como era el pabellón en donde se encontraba recluido y cómo era el vínculo con el resto de reclusos con los que compartía el espacio. Viale lo consultó sobre cómo pasó Navidad y Año Nuevo: “Ahí dentro fue sentido. Es un recuerdo bueno y malo. Malo por no haber estado con mi familia, y bueno por la unidad ahí dentro con los compañeros”, relató.

“Cristina es la figura  más importante de la oposición”

El ex vicepresidente también aprovechó para “gratificarse” con sus compañeros de encierro y de paso apuntar contra el camarista Martín Irurzun, creador de la famosa “doctrina Irurzun”, herramienta jurídica que sirvió para encarcelar a varios dirigentes kirchneristas. “La democracia argentina no puede tener más presos sin condena. No solo políticos. Había compañeros que estaban presos desde hace dos años sin saber cuando es su juicio”, sostuvo.

Por último, también aprovechó para disparar sobre el Gobierno. “Ahora parece que hay argentinos que se merecen derechos y otros no. Las inversiones no llegaron y la política exterior es un fracaso. La economía está mal y va a empeorar”, vaticinó.