Chile, Irlanda y Estados Unidos: debilitan al Papa Francisco los escándalos de abusos

El Canciller - Comentarios

El prefecto de la Secretaría de Economía del Vaticano, el Cardenal George Pell fue declarado culpable de abusar sexualmente de dos monaguillos en los años ’90, según anuncian los medios australianos, se trató un veredicto unánime del tribunal de Melbourne. Este hecho marca un precedente: se trata de la condena al mayor alto cargo de la Iglesia por un delito de pederastia.

Un nuevo hecho sacude a la Santa Sede que aún no se ha pronunciado, pero en la práctica Pell ya no ejercía como superministro de Economía vaticano, y ya no participará de las reuniones del C9, el grupo de cardenales que colabora con el Papa para la reforma de la Curia, este miércoles el Papa Francisco decidió apartarlo del grupo.

El año pasado, Pell había solicitado una licencia a Roma para viajar a Melbourne, Australia a defenderse de las acusaciones en su contra, que siempre había negado. Pell había sido acusado de abusar sexualmente de dos monaguillos durante un viaje en la década de los ’90, cuando era obispo en Ballarat.

El prelado siempre ha negado enérgicamente las acusaciones, y su abogado, Robert Richter, señalaba en 2017 que hay pruebas “voluminosas” para demostrar que “lo que se alegó es imposible”. El hecho afecta directamente al Sumo Pontífice, ya que decidió que siga en la cúpula en uno de los cargos más altos (el tercero en jerarquía) a pesar de que las denuncias ya existían.

De ahora en adelante el C9 ha pasado a ser el C6 y no se sabe si el Papa nombrará sustitutos. Los titulares del Consejo son el secretario de Estado, Pietro Parolin; el gobernador de la Ciudad del Vaticano, Giuseppe Bertello; el arzobispo de Bombay (India), Oswald Gracias; el arzobispo de Munich, Reinhard Marx; el arzobispo de Boston, Sean Patrick O’Malley, y el arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), Óscar Rodríguez Maradiaga.

Pero Pell no es el único purpurado manchado por denuncias de abuso y removido. Francisco Javier  Errázuriz, arzobispo emérito de Santiago de Chile, de 85 años, ha sido acusado de encubrir el escándalo de abusos que ha golpeado como nunca a la Iglesia de su país.

Allí, luego de una investigación liderada por orden del Papa por el arzobispo maltés, Charles Scicluna, máximo experto en pedofilia, ha habido una dramática purga. En algo sin precedente y luego de haber sido convocados a Roma, en mayo pasado renunciaron en bloque los 34 obispos del país.

Hasta ahora el Papa aceptó la renuncia de siete de ellos, entre los cuales Juan Barros, obispo de Osorno, acusado de encubrir los abusos sexuales de Fernando Karadima, que fue expulsado del sacerdocio en septiembre.

Los escándalos durante la era Francisco

El escándalo de los sacerdotes en Chile

La conferencia episcopal chilena presenta su renuncia en bloque por el escándalo de abusos sexuales y su encubrimiento en el país latinoamericano, esto fue en el mes de mayo del 2018. El papa Francisco se ve acorralado por la presión internacional respecto de los casos de pederastia protagonizados por jerarcas católicos.

Tras una reunión de emergencia con el Papa en Roma, 31 obispos en activo anuncian la firma de un documento en el que ofrecen su dimisión. El pontífice los acusa de destruir evidencias de delitos sexuales, de presionar a los abogados de la Iglesia para reducir las acusaciones y de “grave negligencia” en la protección de los menores ante los sacerdotes pedófilos.

Agosto 2018: La controvertida visita al Papa en Irlanda

Después de 40 años, el Papa Francisco visitó en el mes de agosto Irlanda, lo hizo en el medio de denuncias de abuso sexual por parte de fieles.

Irlanda, un país de tradición católica, la sombra de la pederastia en la Iglesia aún es un tema que resuena en la sociedad, que hace apenas una decena de años fue sacudida por un informe que denunció 2.500 casos de violencia sexual a menores por parte de miembros del clero entre 1940 y 1980. Y es por esta razón que la visita del pontífice generó reacciones encontradas.

“Será recibido por los creyentes con alegría, pero incluso algunos de ellos esperan que sea capaz de arreglar una institución que ha sido sacudida desde sus propios cimientos”, aseguró en ese momento Fintan O’Toole, periodista del periódico ‘Irish Times’.

Septiembre 2018: Uno de los religiosos más conocidos en Chile renuncia por delitos de pederastía

En el marco del escándalo de abusos sexuales que envuelve a la Iglesia Católica en Chile, el castigo se le acaba de aplicar a quien era uno de sus miembros más conocidos: Cristián Precht, durante mucho tiempo un ícono de la defensa de los derechos humanos en el país sudamericano.

Pretch ya había sido separado de sus funciones sacerdotales en 2012, luego de denuncias de abuso sexual a menores y adultos que habían salido a la luz un año antes. Pero cuando cumplió su sanción inicial de cinco años, en diciembre de 2017, nuevas denuncias en su contra obligaron a realizar otra investigación por parte del Vaticano.

Octubre 2018: Renuncia el cardenal estadounidense Donald Wuerl

En octubre del 2018, el Papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de Washington, el cardenal Donald Wuerl, que presentó en septiembre pasado tras ser acusado de encubrir casos de abusos a menores en el informe de la Fiscalía de Pensilvania (EEUU), informó este viernes el Vaticano.

El cardenal había explicado en una carta a los sacerdotes de la arquidiócesis de Washington ese mismo mes su decisión de pedir la renuncia al Papa de nuevo, pues ya la había presentado en una primera ocasión hace tres años por motivos de edad.

El nombre de Wuerl había aparecido en decenas de ocasiones en el informe de Pensilvania, en el que se describieron más de 1.000 casos de abusos sobre menores por parte de 300 sacerdotes, por su mala gestión y encubrimiento cuando era obispo de Pittsburgh.