Celulares, cigarrillos y ¿naftas?: cuáles son los aumentos hasta fin de año

El Canciller - Comentarios

Esta semana, el Gobierno nacional oficializó la suba de las prepagas en dos tramos de 4%  cada uno para octubre y noviembre y el acumulado anual alcanzaría 36,6%. Sin embargo, los empresarios consideran que es insuficiente y no descartan que de acá a fin de año haya algún otro tipo de incremento.

Pero más allá de este aumento que impacta directamente en la clase trabajadora, desde septiembre y hasta diciembre hay una serie de subas que ya están previstas y otras que se realizarán producto de la devaluación del peso.

En septiembre, vence el plazo del acuerdo que las compañías móviles habían hecho con el Gobierno para congelar las tarifas (fue junto al lanzamiento de Precios Esenciales). La telefonía celular, que es medida dentro del rubro Comunicación en el IPC del Indec, fue lo que más aumentó el último año. En junio registró una suba mayor al 65% (interanual).

Por el momento, la empresa Personal confirmó un incremento del 19,5% para sus clientes pospagos a partir del 16 de agosto que se trasladará en la próxima factura. En Movistar, la suba será del 13,3% en los planes prepagos desde el 16 de septiembre. Claro, por su parte, aún no confirmó el incremento.

A esto se le suman los cigarrillos. Desde este lunes fumar en la Argentina será más caro: la tabacalera Massalin Particulares anunció el quinto aumento del 2019 entre 4% y 8%.  De este modo, costará entre $4 y $10 más por atado según marca y cantidad. A modo de referencia, el Marlboro que enero costaba $81, desde el 2 de septiembre tendrá un valor de $108 en su versión Box 20.

En el medio, siguen las remarcaciones de alimentos. Por ejemplo, el sector yerbatero, representado en el Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), determinó un incremento de 32% en el precio de la hoja verde de yerba mate y canchada para la zafra de verano. Comenzará a regir el próximo 1 de octubre y será revisado en abril del próximo año.

A esto se le suma un aumento de entre el 15% y el 18% en el ganado vacuno, y una suba del 25% en los aceites de mesa que será trasladado a las góndolas en los próximos días.  Estas dos últimas semanas, la harina llegó a las panaderías con subas de hasta un 22%. Según varias consultoras, la inflación anual estará por encima del 50%.

Algo que lleva tranquilidad es que, salvo algún contratiempo, los servicios no aumentarán de acá a fin de año. Puntualmente, en el caso del gas, correspondía una revisión en octubre: el último aumento fue en abril y la audiencia pública debía ser convocada para el próximo mes por el contrato de concesión. Sin embargo, eso quedó totalmente descartado y se realizaría, recién, en diciembre. El nuevo cuadro tarifario, por su parte, se aplicaría en enero.

En el caso de los combustibles, el Gobierno congeló por 90 días los precios, medida que implicó un fuerte cruce con gobernadores y petroleras. Por el momento, el congelamiento sigue en pie, aunque los funcionarios de las provincias productoras acudieron a la justicia para dar marcha atrás. A mediados de noviembre, las empresas petroleras podrán reajustar los precios.

En este punto, el porcentaje será alto teniendo en cuenta que en julio y en agosto correspondían aumentos por la actualización trimestral del impuesto a los combustibles líquidos, que no fue trasladado. A esto se le suma un aumento en los precios de los biocombustibles, que son regulados.