Celebra el Gobierno un golpe a los motochorros y ratifica el compromiso sobre la seguridad

El Canciller - Comentarios

Recién arribado del vuelo comercial que lo trasladó desde los Emiratos Árabes hasta Argentina y luego de un periplo por Asia que le demandó toda la semana, Mauricio Macri celebró la decisión de Eduardo Casal de instruir a los fiscales que eviten las excarcelaciones mediante probation en casos de robos violentos o reiterados.

En línea con el discurso proselitista de Cambiemos, que postula como un logro de su gestión el contraste con el kirchnerismo en materia de transparencia institucional, el Procurador General de la Nación emitió una resolución en la que le solicita a los fiscales que presten “especial atención” a la hora de “emitir opinión” respecto a la probation, ya que ante ciertas formas de criminalidad, “afectan seriamente la confianza del público en las instituciones del Estado”.

Los hechos se enmarcan en un contexto en el que los asaltos con uso de motos se configuran como una problemática instalada. Las estadísticas del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires destacan que entre 2016 y 2018 aumentaron un 10%. En el último semestre del año pasado, hubo 30 asaltos por día en la Capital Federal con esta modalidad.

“Con una Justicia así, no hay policía que alcance”. La frase fue lanzada por el primer mandatario tres semanas atrás, y apuntó de manera directa contra la jueza Patricia Guichandut, quien había tomado la determinación de liberar a dos motochorros extranjeros en menos de una semana.

Luego de la polémica por las acusaciones del macrismo contra la magistrada, el Ejecutivo logró con esta disposición volver a instalar la seguridad en la agenda. “Cuidar a los ciudadanos de quienes delinquen también es parte del profundo cambio que está sucediendo”, manifestó Macri.

Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli también se anotaron el comunicado de Casal como un triunfo. Horas atrás, la ministra de Seguridad nacional y su par porteño habían presentado el convenio firmado entre ambas jurisdicciones para que la Policía Federal se encargue de la prevención del delito en el área de la Avenida General Paz.