El gobierno iraní informó, este martes por la noche, que existieron gestiones para quitar las alertas rojas que mantenía la Interpol contra los acusados de ser autores ideológicos del ataque contra la AMIA en 1994.

Interpol, kirchnerismo, Bonadio y un oficialismo que presiona desde las sombras. Al libro que comenzó con la resolución del juez federal Claudio Bonadio en la que pidió, entre otras cosas, la detención de varios funcionarios kirchneristas -incluida la ex presidente Cristina Fernández- se le suma un nuevo capítulo. "En el nombre de Dios", tituló el gobierno iraní la carta enviada, a la que accedió el diario Clarín. 

El escrito que envió el gobierno iraní no sólo pone en jaque la veracidad de los argumentos de los exfuncionarios ligados a Cristina -quienes siempre negaron haber pedido que se levanter las alertas rojas contra los acusados-, sino también al ex titular de Interpol Robert K. Noble, quien en una entrevista había desmentido totalmente las acusasiones que esgrimió el juez Bonadio. 

"No, nunca", sentenció Noble cuando se le consultó si alguna vez Argentina solicitó que se eliminaran las alertas rojas por el atentado a la AMIA.

Además, el entonces secretario de Interpol también manifestó en la entrevista realizada el domingo que las alertas rojas de la agencia internacional jamás fueron "levantadas". Sin embargo, el gobierno iraní afirmó que "el ministro de Exteriores de la Argentina en su encuentro el 30 de mayo de 2013" con Robert Noble "aseguró el cumplimiento de los requisitos contenidos en el memorándum por el gobierno de la Argentina".

La causa, que en las últimos días se había volcado a favor de Cristina, podría sufrir un giro de 180 grados de corroborarse las afirmaciones que sostiene el gobierno iraní. 

En el polémico fallo, Bonadio escribió que "el objetivo perseguido por la diplomacia" de Irán con la "suscripción del memorando de entendimiento no era otro que lograr que Argentina deje de responsabilizar internacionalmente a ese país de ambos atentados, tratándolo de estado terrorista o de favorecer organizaciones terroristas". 

Legitiman a Bonadio: desmiente Irán a la Interpol y afirma que negociaron levantar las alertas rojas