Caso Maradona: cuatro pericias determinarán si los médicos fueron responsables de su muerte

La Justicia está en plena investigación para determinar por qué falleció el Diez.
El Canciller - Comentarios

A poco más de dos semanas de la muerte de Diego Armando Maradona, la Justicia de San Isidro definió cuatro peritajes que serán claves para saber qué le sucedió al Diez. Este viernes comenzó el análisis de los celulares de los dos médicos investigados: el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

Los tres fiscales de la Fiscalía General de San Isidro, Laura Capra, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, investigan si se produjo el fallecimiento del exfutbolista bajo la carátula de homicidio culposo -por negligencia o impericia médica-.

Luque sostiene que no fue el médico clínico del Diez. Foto NA: DANIEL VIDES

Las cuatro pericias

Para definir si los médicos tuvieron o no responsabilidad ya estudian sus teléfonos. “Esto lo que va a clarificar es lo que se viene diciendo sobre los chats, los teléfonos, lo que había, lo que no había, los datos, quién hablaba con uno o con otro“, explicó el abogado Mario Baudry -representa a Dieguito Fernando y es pareja de Verónica Ojeda-.

Todavía están pendientes los resultados de las pericias toxicológicas e histopatológicas a la sangre, la orina y el pool de vísceras sacados del cuerpo de Maradona en la Morgue de San Fernando. Las pruebas realizadas por la Policía Científica, develarán si el Diez consumió drogas y alcohol antes de morir, en qué las cantidades, el estado de sus órganos y las afecciones que padecía.

Asimismo, hay otro análisis que determinará qué medicamentos había en el cuerpo del fallecido y en qué concentración. Maradona consumía al menos cinco medicamentos recetados por Cosachov. Este estudio y el toxicológico se cruzarán para definir si el Diez consumía remedios y alcohol.

El Diez trataba su adicción al alcohol. Sin embargo, un video grabado días antes a su operación en la cabeza, muestra al exfutbolista con un vaso de cerveza, un habano y un frasco de pastilla. 

Te recomendamos leer

Una muerte y muchas incógnitas

Hasta el momento, los fiscales de la causa no encontraron un médico clínico a cargo del tratamiento. Tampoco ubicaron a un cardiólogo que lo haya atendido a Maradona, dado que no hay registros de ingreso ni videos al country San Andrés donde falleció.

El Diez tenía miocardiopatía crónica, por eso, la fiscalía tendrá que determinar si los medicamentos que tomaba eran adecuados para su problema físico. Al momento de su muerte, la casa del exfutbolista no tenía equipos de monitoreo ni desfibrilador.

Sumado a esto, continúan las dudas sobre si Santiago Lara y Magalí Gil son hijos del Diez. Para poder saber si son sus descendientes, Dalma y Giannina Maradona le avisaron a Baudry que aportarán su ADN para evitar la participación de Dieguito Fernando.

Por ahora, el único particular damnificado es el hijo menor de Maradona. El juez de la causa, Orlando Díaz, debe definir si acepta a Dalma y Giannina en el mismo carácter que Dieguito Fernando.

Las hijas, querellantes

Mientras tanto, la Justicia aceptó hoy como querellantes a Dalma y Gianinna Maradona, así como también a las cuatro hermanas del fallecido astro Diego Armando Maradona, en la causa por averiguación de muerte que se cursa en los Tribunales de San Isidro.

El juez de instrucción número 2 de ese partido bonaerense, Orlando Díaz, fue quien aceptó el pedido que habían realizado el jueves las dos hijas que Maradona tuvo junto a Claudia Villafañe.

Fue la segunda presentación por parte de los hijos de Maradona, ya que Dieguito Fernando, fruto de la relación entre “Pelusa” y Verónica Ojeda, fue aceptado como tal por el magistrado previamente.

En paralelo, la sala III de la Cámara en lo penal de San Isidro revocó una decisión de primera instancia de ese magistrado y aceptó como querellantes a las cuatro hermanas de Diego Maradona: Claudia Mora, Ana Estela, María Rosa y Rita Mabel.

La particularidad es que las cuatro hermanas tienen el patrocinio del abogado Matías Morla, abiertamente enfrentado con Dalma y Gianinna, y que no tenía acceso a la causa, pese a haber sido durante los últimos años quien manejó los negocios y contratos del astro futbolístico.

El hecho de ser querellantes les permitirá a todos ellos no sólo tener acceso al expediente, sumado que al igual que a los cuatro fiscales que intervienen en el caso hasta les permitirá ofrecer medidas de prueba.