Casi el 90% de las familias del país están endeudadas

Según un estudio de la consultora CERX, la pandemia trajo fuertes consecuencias económicas en los hogares argentinos. Especialistas no vislumbran soluciones a corto plazo.
El Canciller - Comentarios

La cuarentena paralizó la economía en muchos de los hogares en el país y acrecentó las deudas que los grupos familiares ya tenían antes de la pandemia. La consultora concluyó que en mayo cada familia debía $150.686, dejando afuera las moras y los retrasos.

Las deudas familiares subieron 9,5% en un mes. Hasta el viernes 22 de mayo, lo adeudado alcanzaba $1.821.704 millones, afectando a 12,1 millones de hogares. Esta cifra representa al 87,7% de las familias de la Argentina, es decir casi 9 de cada 10.

La consultora tomó una encuesta que hizo en 6.089 hogares entre el 17 de 22 del mes pasado y los datos del Banco Central, para visibilizar la situación.

Casi la mitad de los hogares argentinos (49,5%) contrajeron deudas debido a la pandemia. Mientras que el 23% se endeudó antes, el resto (27,6%), las generó antes y durante la situación actual. Sin embargo, las deudas no bancarias (impuestos, servicios y préstamos familiares) surgen como efecto directo de la crisis que trajo el coronavirus.

“El endeudamiento ya venía en aumento, previamente a la situación del COVID-19. Para diciembre de 2019, el informe de Inclusión Financiera del Banco Central decía que más de un 50% de los adultos tenía algún tipo de crédito o deuda con el sistema financiero”, explica el economista, Eric Paniagua de EPyCA Consultores.

Te recomendamos leer

Pagos pendientes

El congelamiento de las tarifas de los servicios parece no haber llevado aliviado a los hogares, dado que el informe arroja que los mismos se dejaron de pagar, junto a los impuestos, por la cuarentena. “Lamentablemente en la crisis que estamos viviendo es muy común que la cadena de pagos se rompa en las obligaciones que en último término no son esenciales“, sostiene el economista.

Siete de cada diez hogares adeudan en mayo las facturas de gas, agua, luz, internet, teléfono o cable. Cada familia tiene una deuda, en promedio, de $14.683. Y eso representa el 22,5% de deuda no bancaria.

Frente a esta crisis, lo que menos se pagó en mayo fueron los impuestos. Ante este dato, el experto aclara: “Si alguien no tiene trabajo o no tiene como generar ingresos, eventualmente va a priorizar comer a pagar impuestos”.

Las deudas ascienden a $149.270 millones, es decir, 48,6% más que en abril. En ambos meses, las familias no abonaron los impuestos de inmobiliario y patentes, entre otros. Esta deuda es mayor que la de servicios, ya que llegó al 23,5% de la no bancaria.

Las familias no pueden abonar los impuestos.

Otro tipo de deuda de mayo fue con familiares y amigos, la cual asciende a $116.257 millones. Esto representa el 18,3% de la deuda no bancaria. Esta situación incluye a a 2,5 millones de hogares.

También la deuda no bancaria con los comercios (farmacias, servicios profesionales y almacenas, entre otros) creció. La acción de “fiar” con los negocios de cercanía es cada vez mayor. En consecuencia, el endeudamiento llegó a $21.956 millones.

Deudas con los bancos

El Banco Central calculó que la deuda bancaria de las familias a fines de abril sería de $1.187.110 millones. Esto responde a los pagos de tarjetas de crédito y personales. Los primeros acumulan un endeudamiento de $561.999 millones, mientras que los préstamos personales alcanzan $405.312 millones.

Las tarjetas de crédito no cobraron $561.999 millones.

Tampoco se abonaron créditos hipotecarios y prendarios según la entidad bancaria. En total llegan a $220.399 millones adeudados.

El estudio prevé el aumento de la deuda no bancaria en los próximos dos meses, con una baja en agosto.

Te recomendamos leer

Futuro de ¿mayor endeudamiento?

“Este golpe al bolsillo y a la actividad, seguramente va a generar un mayor uso de los créditos revolving (las tarjetas de crédito) y más aplazamiento para capear la situación”, sostiene el experto.

En el horizonte no se ven soluciones a los problemas financieros de los hogares y de la economía en general. Sin embargo, el economista considera que “un plan de líneas de crédito a tasas bajas pueda generar un desendeudamiento progresivo”.

Más pagos con tarjetas de créditos en la crisis.

El endeudamiento y la poca capacidad de pago que exhibe la sociedad en estos días probablemente se mantenga después de la cuarentena, al menos hasta que veamos un aumento de la actividad y un despegue de los ingresos reales”, manifiesta el docente de Política Económica de la Universidad Nacional de Rosario.

Por ahora es incierto el momento en el que la economía se reactivará. “La recuperación de la actividad va a depender mucho de cómo pueda organizar la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires su lucha contra la pandemia”, sostiene. Y agrega: “Son las locaciones más importantes en materia del PBI argentino. Mientras más tiempo estén paradas más lenta será la recuperación”.