Carga mayor a grandes terrenos, inflación y debate en la Legislatura: tres claves del “impuestazo” de Kicillof

El proyecto empezará a tratarse este jueves en la Senado bonaerense.
El Canciller - Comentarios

Axel Kicillof no esperó al 2020 para enviar a la Legislatura bonaerense un proyecto de ley impositiva que contempla un incremento, en promedio, de casi el 55% de la recaudación  para ir en línea con la inflación de este año. La intención es “mantener el nivel de ingresos” del fisco.

Entre las claves del proyecto se destaca el incremento en el Inmobiliario Urbano y Rural. En el primero se prevé una cuota fija que va desde los 207 pesos. Luego, la alícuota va en aumento, de acuerdo a las unidades con mayor cotización fiscal: por caso, los hogares que superen la valorización de 10 millones de pesos, el recargo será del 1,7%

Por su parte, el impuesto rural proyecta un aumento de hasta el 75% para los terrenos de una valorización por encima de los 68.877 pesos. Para los de menor valor, la actualización llegaría hasta el 15%. Habrá descuentos para los tamberos y la producción agraria.

“No sé dónde está el impuestazo. El ajuste va a ser por debajo de la inflación. Hubo un 2000 por ciento de aumento en los servicios públicos en los últimos cuatro años y lo llamaban sinceramiento, nosotros aumentamos por debajo de la inflación y lo llaman impuestazo. Es raro”, comentó el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. En diálogo con Radio La Red, la mano derecha de Kicillof agregó que “no será un impuesto brutal”.

“Es justo y razonable que los que más tienen pongan un poquito más”, completó.

Pacto fiscal

El proyecto del Ejecutivo bonaerense tiene lugar luego del acuerdo de Alberto Fernández con los gobernadores provinciales. De la reunión que mantuvieron semanas atrás en la Casa Rosada, derivó la suspensión del Pacto Fiscal que había firmado Mauricio Macri con los jefes provinciales (a excepción de San Luis).

En el ya extinto compromiso, las provincias se veían obligadas a disminuir paulativamente las cargas impositivas, en especial, para el apartado de Ingresos Brutos. La suspensión del pacto permite que Kicillof busque aumentar la recaudación: ese ítem representa el 70% de los recursos de Buenos Aires. En 2019, por ejemplo, se recaudaron 27.422 millones de pesos.

La disputa en el Senado bonaerense

La intención del Frente de Todos bonaerense es que este jueves, la Legislatura de un tratamiento express que permita aplicar la ley a partir del primer día de enero. El proyecto ingresó al Senado el 24 por la tarde: la mayoría de los legisladores estaban en sus distritos para pasar la Nochebuena.

La pelota ahora la tiene Juntos por el Cambio. El principal bloque opositor sabe que en la Cámara Baja bonaerense, el Frente de Todos tiene los números para aprobar la ley, mientras que en el Senado necesariamente se debe llegar a un acuerdo entre las dos partes.

Si bien desde el partido amarillo mantienen la voluntad de permitir “gestionar” al Gobernador, los enojos se acumularon: el reclamo va desde la fecha elegida para debatir el proyecto, hasta la carga que se aplicará en sectores medios y altos de la Provincia.