Caputo, el hombre clave (según Clarín) en el contacto entre el gobierno y Alberto Fernández

El Canciller - Comentarios

Cuando Hernán Lacunza anunció una serie de medidas financieras para reperfilar la deuda y extender los plazos de pagos, Alberto Fernández mantuvo el silencio y no opinó. Aun considerando las tensiones entre ambos, este viernes Clarín confirmó que hubo contactos entre funcionarios del gobierno y el candidato del Frente de Todos justamente para bajar la tensión en la economía.

Habría sido Luis Caputo, ex presidente del Banco Central, quien intervino para calmar las aguas (y también los mercados) luego de las medidas de Lacunza. Según Clarín, el ex ministro de Finanzas intervino para que Fernández apoye o al menos no cuestione el “plan”.

“El ex presidente del Banco Central aportó sugerencias a través de Santiago Bausili y estuvo encargado de sondear también a Wall Street, en diálogo abierto con Lacunza”, agregó Marcelo Bonelli en su columna del viernes. Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal también habrían hecho lo propio, contactando a referentes del Partido Justicialista (PJ) que sirvieron de nexo para llegar al ex jefe de Gabinete K.

Hace algunas semanas, el ex ministro de Finanzas compartió escenario con Emmanuel Álvarez Agis, hoy miembro del equipo de Fernández y ex vice de la cartera de Economía). En ese momento, hubo elogios entre las partes y Caputo subrayó que no creía que el candidato del Frente de Todos tenga la intención de defaultear la deuda y “la gente que la asesora, como Emmanuel, lo confirma, no piensan para nada así”.

Por el momento, el pedido de Caputo funcionó. Fernández habló con los medios tras la reunión que mantuvo con la Mesa de Enlace pero evitó referirse a las últimas políticas del gobierno; sus voceros y personas cercanas hicieron lo propio.

Apenas un retuit de Guillermo Nielsen (uno de los hombres que acompañó a Fernández en la reunión con el FMI), sobre la opinión del economista Luis Secco, generó algo de ruido.  “Resulta que ahora van a hacer lo que no querían hacer (emitir o usar reservas) por lo cual armaron un berenjenal tremendo con los anuncios de ayer. No entiendo. Juro que no…”, escribió Secco y Nielsen adhirió, aunque no fue más allá.