Cambian las reglas: instala LATAM un modelo de pasajes económicos para competir con las low cost

El Canciller - Comentarios

El mercado de la aviación argentina se encuentra en pleno proceso de adaptación a las nuevas condiciones que impuso la llegada de las compañías low cost. Poco equipaje a bordo, elevar los costos de los beneficios y limitar la atención son algunas de las medidas que las empresas económicas tienen y que las tradicionales deben copiar.

LATAM Argentina, por ejemplo, anunció que a partir de septiembre contará con un esquema similar para la línea de cabotaje. Así, instala un sistema de tarifas con cuatro opciones: Promo, Light, Plus y Top. Cada categoría irá de lo más económico a lo más costoso, diferenciándose por los servicios que se brinden.

Como primera instancia, cambiará la posibilidad de despachar equipaje. El único bulto incluido gratuitamente en todas las tarifas es el de mano, máximo de 8 kilos y que se lleva arriba del avión.

Las tarifas Promo y Light no cuentan con equipaje incluido pero se podrá comprar con un costo extra. En la categoría Plus, tendrán un bulto de 35 kilos habilitado y en la Top dos.

Así mismo, las mejores opciones ofrecerán la posibilidad de reservar asiento, acumular millas, realizar cambios de fecha y obtener la devolución, en caso de no poder viajar.

La llegada de las low cost y la eliminación de la banda tarifaria cambia las reglas de la aviación comercial.