Calienta Marcos la interna de Cambiemos, descarta la Ley de Góndolas y le marca la cancha a Carrió

El Canciller - Comentarios

Cambiemos no tiene tregua. Mientras la Unión Cívica Radical aprovecha la crisis para reclamar poder en Cambiemos, Marcos Peña le marcó la cancha a Elisa Carrió descartando de plano la Ley de Góndolas.

A la interna entre el PRO y el radicalismo por la vicepresidencia y la ampliación de la mesa chica, se le suma, ahora, un problema con la Coalición Cívica, luego de que su líder presentara un proyecto de ley “morenista” contra los abusos de los supermercados.

Controlar precios, multar a supermercados y hasta determinar a cuántos centímetros debe estar un producto en una góndola, son algunas de las atribuciones que tendrá el Estado si el Congreso aprueba el proyecto de “ley de fomento de la competencia en la cadena de valor alimenticia” de Carrió.

Sin embargo, en diálogo con Marcelo Bonelli por Radio Mitre, el Jefe de Gabinete de ministros aseguró que la Ley de Góndolas no será apoyada por gran parte del oficialismo porque “es una herramienta fracasada”.

El control de precios “es uno de los grandes fracasos de nuestra historia, no se usa en todo el mundo“, explicó Peña, en línea con las declaraciones de Mauricio Macri, quien había subrayado que “los controles de precios ya se propusieron en el pasado, en varios gobiernos y ¡no funcionaron!”.

En cambio, la mano derecha del presidente garantizó que “sí se vigila que no se cometan abusos“. Y agregó: “El presidente trabajó personalmente con, entre otros, el sector de la carne y la leche” para evitar problemas en los precios.