Busca el PRO neutralizar el avance radical y ratificar el liderazgo y la candidatura de Macri

El Canciller - Comentarios

“Para nosotros hay un líder del espacio político de Cambiemos que es el presidente, que ya anunció que va a ir por la reelección”. Con esas palabras, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, le marcó la cancha al radicalismo y buscó neutralizar el intento de algunos dirigentes de ese partido de competir con un candidato propio en las PASO contra Mauricio Macri.

Según Frigerio, esa propuesta solo estuvo en boca de algunos referentes de la UCR en los medios de comunicación, pero no hubo un planteo formal al interior de Cambiemos. “No hemos tenido en ese espacio, al menos hasta ahora, requerimientos para analizar o debatir algunas alternativas en este sentido”, respondió hoy ante la consulta en una conferencia de prensa.

El funcionario, uno de los encargados de la estrategia electoral del oficialismo en todo el país y artífice de la mayoría de los acuerdos que hubo con el radicalismo en el interior, ratificó el camino trazado hasta ahora, que consiste en disputar primarias en las provincias donde no hay acuerdo, y ceder candidaturas a la UCR en aquellas donde el PRO no tiene un candidato fuerte.

Con respecto a la primaria nacional, en la que parte del radicalismo busca que compita Martín Lousteau, “es algo que en definitiva tiene que definirse en su momento en la mesa nacional de Cambiemos, donde están representados todos los partidos políticos”, en línea con las declaraciones de Macri de los últimos días, y reiteró: “Hasta ahora no es un tema que se haya discutido”.

El fin de semana, plegado 100% a la línea de la Rosada, el diputado Mario Negri, candidato del macrismo en Córdoba, les pidió a sus correligionarios “parar la pelota”. “Mientras nos ocupamos de nuestras diferencias, los que dejaron un país devastado llaman a la unidad para derrotarnos”, advirtió Negri, en un intento por bajar la tensión de la disputa y evitar que el kirchnerismo explote las diferencias internas de Cambiemos.