Busca el Gobierno un nuevo “trofeo”: investiga Laura Alonso la pauta kirchnerista

En un dictamen, la Oficina Anticorrupción denunció que el gobierno de Cristina Kirchner favoreció al empresario publicitario Braga Menéndez. Además acusó al ANSES, cuyo director ejecutivo era Diego Bossio, de actuar con poca "idoneidad".
El Canciller - Comentarios

La Oficina Anticorrupción a cargo de Laura Alonso denunció mediante un dictamen el manejo de la pauta oficial entre los años 2010 y 2015. En el informe se detalla el favorecimiento del publicista kirchnerista Fernando Braga Menéndez, así como también elecciones “antojadizas”, por parte del ANSES a cargo de Diego Bossio, de programas de televisión y sitios webs donde transmitir las publicidades. Por último, en la denuncia resaltó un contrato entregado a Roberto Navarro.

La denuncia por “negociaciones incompatibles con la función pública” recaen sobre Rodrigo Martín Ruete y Guillermo Pino, funcionarios acusados de beneficiar a Braga Menéndez en las licitaciones.

Braga Menéndez


Según este informe,catalogado como 119/2016-GCI-II, durante el 2010 y el 2015, Anses pagó a la empresa del publicista ligado a la expresidente, Braga Menéndez S.A., un total que asciende los 118 millones de pesos correspondientes a servicios usufructados en 14 expedientes. La denuncia establece que todas las empresas que participaron de dichos usufructos estaban ligadas a Braga Menéndez, motivo por el cual ésta siempre ganaba las licitaciones. Además, se investigará el pago de sobreprecios en los productos publicitarios.

La relación entre las distintas empresas que competían por la producción de las publicidades se debe en parte a la rotación de algunos de sus directivos entre ellas. Por ejemplo, Atómica Producciones, una de las productoras, forma parte del grupo empresario junto a Comunicaciones Sudamericanas y Braga Menéndez, y comparte con esta última a dos de sus Directores, Juan Carlos Malagoli y Víctor Raúl Timerman.

Informe (p. 40): “La sede social de Gurúes S.A. se encuentra en el mismo domicilio que Comunicaciones Sudamericanas S.A., empresa ésta que, como fue mencionado, está directamente vinculada a Braga Menéndez S.A.”

I. (p. 42): “Con todo lo expuesto, han quedado demostradas las vinculaciones entre las empresas que supuestamente competían en los 14 expedientes”

Conclusión (sic)


"Fernando Braga Menéndez, únicamente aparece en la sociedad que lleva su apellido. No obstante ello, seria incrédulo creer que éste soportara que parientes de sus socios, otra través de una empresa distinta, quisieran competir limpiamente con la sociedad de la que todos formaban parte, respecto de una cuenta (ANSES) que aparece como cautiva de Braga Menéndez S.A.

Por todo lo expuesto, las circunstancias de hecho permiten sospechar que ellos, de alguna manera, participaron coordinadamente para que en los distintos expedientes apareciera más de un presupuesto conformado a la medida de las aspiraciones de Braga Menéndez S.A."

Pino y Ruete a la época de los hechos realizaron acciones que permiten identificar un actuar interesado en beneficio de Braga Menéndez S.A

 

Roberto Navarro


El informe detalla un convenio celebrado con Roberto Navarro, dueño de la empresa Talar Producciones, quien puso a disposición de Anses tres programas del canal Metro que se transmitían entre la medianoche y las ocho de la mañana, por lo que promediaban 0,01 puntos de rating, para una una publicidad de ‘Calendario de Pagos’, que debía ser vista por todos los contribuyentes.

I. (p. 78): “‘Calendario de Pagos’ es una campaña destinada a la totalidad de los beneficiarios de la ANSES. Por tanto, los medios en los que se emitiera la publicidad debían tener un alcance masivo”

I. (p. 79): “No se explica por qué publicitar en medios que objetivamente tenían una audiencia casi nula”

 Conclusión (sic)


Ahora bien, después de lo narrado, surge que, cuanto menos en los casos analizados, el interés de la ANSES en publicitar en algunos medios, estaba más dirigido a beneficiar a quienes emitían la publicidad, que a comunicar masivamente el mensaje hacia el público destinatario.

El actuar de los funcionarios involucrados aparece como una conducta abusiva, al seleccionar una vía inidónea para tal fin. Estas conductas abusivas, unido al beneficio indebido a los titulares de esos medios, permiten presumir que nos hallamos ante un actuar interesado, que en términos típicos pueden identificarse con el tipo del art. 265 del Código Penal, esto es negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública.


Informe completo