Busca Cristina abrazar a la clase media y desafía al Gobierno con un proyecto contra los aumentos

El Canciller - Comentarios

Cristina Kirchner prefirió evitar la exposición en estos últimos meses y correrse un poco del lugar de la grieta que el Gobierno quiere que ocupe. Sin embargo, en medio de las críticas a Cambiemos por los niveles de la inflación, eligió la exposición y salió a buscar votos de la clase media.

¿De qué se trata? Un proyecto de ley contra el aumento de las tarifas. La iniciativa propone suspender las subas en los servicios de luz, gas y agua para los usuarios residenciales y pymes y retrotraer su costo al 1 de enero de 2017.

De esta forma, la ex presidenta y actual senador, con un futuro incierto sobre sus aspiraciones en el 2019 y con las causas en su contra apagadas, pero en curso, aprovechó un momento sensible para Cambiemos por la incertidumbre sobre la inflación y aspira a ser la protagonista de “una buena noticia” para la sociedad.

Será difícil que prospere la eliminación definitiva de los aumentos en las tarifas, aunque Cristina expone su propósito final de mostrarse nuevamente en los medios y atender los problemas de la sociedad en un momento estratégico.

Las tres claves del proyecto de Unidad Ciudadana

  • Declarar la emergencia tarifaria y prohibir los aumentos de la electricidad, gas y agua para los usuarios residenciales hasta 31 de diciembre de 2019 y retrotraer los cuadros tarifarios a los de 1 de enero de 2017.
  • La prohibición en los aumentos y el retroceso tarifario regirá para las PYMES y Cooperativas de Trabajo que no despidan ni suspendan trabajadores sin justa causa hasta el 31 de diciembre de 2019.
  • Crear un Comité Nacional de Emergencia Tarifaria, con una representación plural, que tendrá a su cargo la tarea de revisar las tarifas.