Brindis de Massa en Diputados: jubilaciones, oposición y un (breve) receso legislativo

"Tenemos que recuperar el prestigio que justamente este Congreso ha ido perdiendo con los años", sostuvo el Presidente de la Cámara Baja.
El Canciller - Comentarios

Sergio Massa despidió este jueves el año de Diputados. En el bajo recinto del Congreso, el Presidente de la Cámara Baja reunió a legisladores, propios y de la oposición, junto a periodistas para el brindis final del año legislativo.

No faltaron referencias a la sanción de la ley de Emergencia Económica y a los próximos dos proyectos que el Frente de Todos intentará tratar: la suspensión de jubilación de privilegio y la conformación de un Consejo Social y Económico que incluya al oficialismo y la oposición.

Camaradería

La reunión fue pautada las 15 horas. Uno de los primeros en arribar fue el jefe de Bloque de la UCR, Mario Negri. Entre abrazos y fotos, el dirigente radical explicó que el encuentro “sirve para homenajear la labor parlamentaria” y sobre su rol opositor sostuvo que: “Siempre dijimos que íbamos a colaborar con el nuevo gobierno. Y lo estamos cumpliendo”.

“Sin el poder, es difícil articular voluntades. Sin embargo estamos acá, juntos”, indicó sobre el interbloque de Cambiemos. Como ejemplo situó la posición en el debate de la Ley de Emergencia Económica. Cerca suyo estaba Silvia Lospennato.

No faltaron tampoco legisladores del Frente de Todos. Mientras María Cristina Álvarez Rodríguez se daba un abrazo con el  diputado, Carlos Heller, el dirigente sindical Hugo Yasky explicaba los próximos objetivos en el recinto. “Como Gobierno tenemos la responsabilidad de sesionar y brindarle mejoras a la gente, sobre todo a los más vulnerables. Ese va a ser nuestro objetivo, el próximo año, en Diputados”, anunció, en sintonía con el mensaje que baja desde la Casa Rosada.

Cuando llegó el líder del Frente Renovador -una de las patas fundamentales del Frente de Todos- saludó a casi todos los presentes. El abrazo más largo fue, quizás, con el jefe del bloque de Juntos por el Cambio, Cristian Ritondo.

“El diálogo y los consensos sean el mecanismo que permita sacar a la Argentina de la crisis que nosotros sentimos que nos duele a todos”, dijo Massa al inicio de su discurso. En su -breve- conferencia hubo palabras de agradecimiento para los empleados del Congreso y los medios de comunicación. También para dar cuenta de  pequeñas modificaciones del día a día parlamentario. “En el 2020, la intención es que el Congreso esté cerca de la gente, que se vincule a la academia y la sociedad civil, con trasparencia en la información”. Y añadió: “Tenemos que recuperar el prestigio que justamente este Congreso ha ido perdiendo con los años”.

Brindis (y un poco más)

El presidente de la Cámara Baja pidió que la foto final sea con todos los legisladores que participaron del meeting. “Salvo a Cristian (Ritondo) que no lo dejan aparecer”, dijo con ironía ante los aplausos de los presentes.

Faltaron copas de champagne. “Es la pesada herencia de Emilio”, bromeó Massa, y siguió con los guiños al ex presidente de Diputados. “Da gusto cuando uno arranca una administración y se encuentra con orden y prácticas de buena gestión”, elogió a “su amigo personal”, Monzó.

Monzó Massa Diputados
Sergio Masa y Emilio Monzó. Foto: NA

En un encuentro con periodistas, Massa anticipó que el régimen de las jubilaciones de privilegios se tratarán en la sesión extraordinaria (“Si las incluíamos en la anterior ley iba a ser una normativa que terminaría en la Justicia”, dijo). Y descartó que docentes y científicos pierdan el 82% móvil.

También que desde el Frente de Todos se piensa escribir una nota parlamentaria para rechazar el aumento a sus propios legisladores y aseguró que, en sintonía con la Ley de Emergencia Económica, se debatirá la creación del Consejo Económico y Social, ya anticipado por el propio Fernández.

Tanto Massa como los otros 256 diputados tendrán unas cortas vacaciones. “¿Vuelven el 22 de enero?”, quiso saber un cronista. “Quien te dice, el ocho me ves la cara”, contestó.