Brexit (parcial) hasta 2021: las condiciones que afrontará el Reino Unido y la celebración de Pompeo

El divorcio definitivo de la Unión Europea se realizará el 31 de diciembre de este año. Hasta esa fecha los cambios serán principalmente diplomáticos.
El Canciller - Comentarios

Desde de este viernes 31 de enero por la noche, el Reino Unido no pertenecerá más a la Unión Europea. Luego de innumerables idas y vueltas, que obligaron a la renuncia de Theresa May como primera ministra, el Brexit será un hecho. Sin embargo, hasta el 31 de diciembre se iniciará un período de transición por el que Gran Bretaña continuará sujeta a las decisiones del bloque. Cuáles serán las nuevas reglas que regirán hasta el 2021.

El flamante premier Boris Johnson, que arrasó en las últimas elecciones, deberá encarar a lo largo de este año un período de negociaciones con Bruselas, Bélgica, para acordar los nuevos términos de su relación. Previo a entrometerse en las gestiones, Johnson se reunió con el secretario de Estado de Donald Trump, Mike Pompeo, quien saludó la ruptura del Reino Unido y destacó “los enormes beneficios” que traerá aparejados para ambos países.

El primer ministro Boris Johnson se saluda con el secretario de Estado, Mike Pompeo de los EEUU. Estados Unidos apoyó la salida del Reino Unido de la UE. Foto: KEVIN LAMARQUE/POOL/AFP.

“Reino Unido se encuentra a tan solo un paso de un cambio histórico y estoy encantado de poder apoyar a nuestro mayor aliado para poder reforzar nuestras robustas relaciones, y trabajar juntos para sacar adelante nuestras principales prioridades”, escribió Pompeo luego de la reunión, en Twitter.

Qué cambiará y qué no a partir del 1 de febrero

Para empezar, Londres y Bruselas deberán acordar los términos de su relación hasta el 31 de diciembre, cuando venza el plazo de las negociaciones. El Reino Unido deberá seguir respetando lo que se decida en la capital belga porque es la sede de la Unión Europea (UE) y en Estrasburgo, Francia, donde está la cámara central del Parlamento Europeo, pero ya no tendrá voz ni voto.

Los 73 eurodiputados británicos tendrán que dejar sus oficinas y volver a casa, la legislatura pasará a tener 678 miembros. Las resoluciones seguirán rigiendo para el Reino Unido, al igual que los fallos de la Corte de Justicia de la UE hasta que finalice el divorcio, ya no podrá imponer el poder de veto.

El Parlamento Europea durante la votación que ratifica el Brexit y el Reino Unido abandona la UE. Foto: Kenzo TRIBOUILLARD/AFP.

Otra cuestión será que deberán emitir nuevos pasaportes a partir de febrero. Aunque, los ciudadanos británicos seguirán moviéndose libremente por los demás países de Europa. También podrán seguir viviendo donde quieran y continuar con sus actividades. Tampoco habrá cambios para los europeos que viven en el Reino Unido, hasta el 31 de diciembre de este año.

Por otro lado, el aspecto que refleja mayor preocupación para los ciudadanos ingleses es el comercio. Seguirá funcionando, siempre hasta la fecha límite, sin pagar aranceles y sin restricciones. Esto será el tema de debate de ahora en más para redefinir los acuerdos comerciales en 2021.

Manifestaciones a favor y en contra del Brexit se dieron por toda Inglaterra. El cartel refleja: “La realidad sobre el Brexit: Hemos perdido el control”. Foto: Tolga AKMEN/AFP.

Otra cuestión importante es que no habrá controles fronterizos con Irlanda, antes de fin de año, ya que Irlanda del Norte seguirá formando parte del mercado de la UE. En caso de no llegar a un acuerdo habrá una división hacia el interior del Reino Unido. Esas negociaciones podrían devolver la guerra que empezó en 1968 y terminó con un cese al fuego en 1997 con los ataques del Ejército Republicano Irlandés Auténtico (IRA Auténtico, por sus siglas en inglés).

Los primeros cambios llegarán a fin de este mes y serán pequeños, pero el problema real será de cara a los próximos 11 meses cuando finalmente el divorcio sea efectivo y ambos Estados pongas sobre la mesa los acuerdos definidos.