Borra Macri por decreto las listas colectoras y frena la alianza entre el massismo y el PJ en la Provincia

El Canciller - Comentarios

En un duro revés para la oposición, el presidente reformará la ley de las PASO mediante decreto para impedir que el kirchnerismo y el massismo compartan candidato a gobernador de Buenos Aires.

Pese a que la modificación del artículo 15 del Decreto N°443 de 2011 había sido rechazada por la Cámara Alta como parte del proyecto de reforma política, ahora el Gobierno la aprobará por decreto a la espera de su publicación en el Boletín Oficial.

El texto que había logrado la media sanción de Diputados con adhesión de Cambiemos, el bloque peronista, el Frente Renovador, el GEN y otros, ahora afectará de lleno la maniobra que barajaban Sergio Massa y Cristina Fernández en territorio bonaerense.

Tal como adelantó La Nación, Alternativa Federal y Unidad Ciudadana trabajaban puertas adentro para formar una alianza con el fin de presentar un candidato único de consenso para la gobernación, pero con la posibilidad de que fuera pegado a boletas separadas para la presidencia.

Pese a que las listas colectoras creadas por la expresidenta en 2011 favorecieron en 2015 a Cambiemos, ahora hubo un cambio de posicionamiento. Por aquel entonces, el macrismo se benefició de la posibilidad jurídica para facilitar el histórico desplazamiento del peronismo en Jujuy de la mano del radical Gerardo Morales, que se presentó a nivel nacional en boleta doble con Macri y Massa.

La especulación de unificación puso en alerta al equipo de María Eugenia Vidal, que por primera vez de cara a octubre se enfrentó ante la posibilidad real de una derrota.

En las elecciones pasadas se convirtió en gobernadora con el 39,4% de los votos, mientras que el Frente para la Victoria personificado por Aníbal Fernández y Martín Sabbatella, quedó en segundo lugar con el 35,2% y el massismo, en ese momento Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), encabezado por Felipe Solá y Daniel Arroyo, terminó tercero con el 19,2%.

A grandes rasgos con la posibilidad de repetición de esos números, o inclusive con un aumento sustancial de margen a favor de Cambiemos -Vidal es la figura oficialista con mayor imagen positiva-, no alcanzaría para respaldar la reelección.

En un escenario de crisis económica que afecta especialmente la provincia, donde según el Indec la pobreza llegó al 35,9% en 2018, con un aumento del 6,4% en términos porcentuales, la jugada del Gobierno resultaba esencial en términos electorales.