“Borough Market” en la Villa 31: imita Larreta el mercado de Londres

El jefe de Gobierno porteño viajó a Europa para tomar ideas y desarrollar un polo gastronómico en Retiro.
El Canciller - Comentarios

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, viajó a la capital de Inglaterra para conocer a fondo el Borough Market, con el propósito de tomar ideas para desarrollar algo similar en la Villa 31.
En su visita se reunió con Sadiq Kahn, Mayor de Londres, que lo guio en un recorrido por los puntos más importantes de la ciudad. Pero, sobre todo, el argentino quiso poner su atención en los mercados gastronómicos.


En diálogo con La Nación el jefe de Gobierno dijo: “Dentro de la promoción de la gastronomía en la ciudad, con la ley de foodtrucks, eventos como la feria Masticar y lugares como el patio de los lecheros en Caballito, entre otros ejemplos, también queremos generar mercados. Estamos viendo el ejemplo del Borough Market para desarrollar algo similar en la Villa 31, en un predio que está del lado del río”.


El mercado más antiguo de Londres sirve para el “uso y beneficio de la comunidad local, para siempre”. Allí se conjugan la calidad, la variedad y los productos hechos a mano. Está ubicado cerca del London Bridge y cerca del río Támesis, un sitio ideal para visitar turísticas.
La idea de desarrollar un polo gastronómico cerca de la villa de Retiro lleva algún tiempo en carpeta y formaba parte del plan para convertir a la 31 en “un barrio más de la ciudad”. En un comienzo, el jefe de Gobierno dijo que podría imitar a la Boquería (de Barcelona) o a Borough Market.


“Buscamos que la gente de la ciudad vaya a la villa. Creemos que la feria gastronómica tiene mucho potencial para convertirse en un imán hace la 31”, aseguró el secretario de Integración Urbana y Social.


Los puestos, que ahora rodean a Retiro, pasarán a convertirse en mordernos stands con mesadas de metal y luz eléctrica. Habrá áreas peatonales y se instalarán juegos para los niños. Cuando comenzaron los proyectos, en 2016, habían estimado unos 350 puestos y una feria gastronómica que funcionaría de Jueves a Domingos. 
Además de buscar emular a los mercados y generar un sitio más para las “salidas familiares” (en Londres superan las 25 millones de personas por año), el proyecto busca la integración de todos los ciudadanos de la ciudad.