Bono a jubilados y AUH, tarjeta alimentaria, tarifas e impuestos: los cuatro anuncios de Alberto

El Presidente no esquivó a la polémica por la actualización del impuesto a la exportación agraria: "Las retenciones que hoy existen son las que dejó el gobierno anterior", aseguró.
El Canciller - Comentarios
@Mary Soy penxionados por invalidez...

El lunes por la noche, Alberto Fernández confirmó que los jubilados que cobran la mínima recibirán un monto adicional de 5.000 pesos en diciembre y otro igual en enero. También habrá un bono para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que recibirán una suma extra de 2.000 pesos, por única vez, en diciembre.

No fueron los únicos anuncios que dio el Presidente. En una entrevista con Reynaldo Sietecase por Telefé, Fernández informó que habrá modificación de bienes personales y confirmó la implementación de la tarjeta alimentaria. Además, anunció que las tarifas de todos los servicios se congelarán por seis meses.

A continuación, los cuatro anuncios de Alberto

  • Bono para AUH y jubilados. Los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo recibirán de acá a fin de año 2 mil pesos extras. Sobre las medidas para los jubilados, Fernández indicó que “los jubilados en diciembre cobran un aumento programado de 8,7%, pero vamos a darle un adicional  en enero y en diciembre de 5 mil pesos cada mes”. Y agregó: “También estamos intentando otorgarle a los que cobran la mínima el derecho a no pagar más los medicamentos”. Fernández aseguró que se eliminará la fórmula de actualización que había establecido Mauricio Macri y que el Poder Ejecutivo otorgará aumentos por decreto de forma temporal hasta consensuar un nuevo esquema de suba en los haberes.
  • Tarifas. “Las tarifas no se van a aumentar y vamos a terminar con la dolarización. No vamos a aplicar aumentos y vamos a dar hasta el 30 de julio tiempo para redeterminar el sentido de las tarifas. A nuestro juicio las tarifas tienen que servir al modelo productivo”, puntualizó Fernández. Y, además, agregó que el actual “sistema” es pensado “en las empresas y no en el resto de los argentinos, éstas tienen un colchón lo suficientemente amplio para discutir un nuevo colchón tarifario”.
  • Tarjeta alimentaria. “Estamos lanzando a partir del martes el Plan Alimentar, un plan que a toda mujer que tiene un embarazo de tres meses o tiene hijos de hasta seis años de edad, vamos a darle 4 mil pesos mensuales si tiene un hijo o de 6 mil si tiene dos hijos o más”, explicó el referente del Frente de Todos. El lanzamiento será en la ciudad de Concordia, Entre Ríos.
  • Bienes Personales.”Si los bienes financieros se repatrian, pagan como si estuvieran en la argentina. Se las sube al doble a los que están afuera”, indicó Fernández, a la vez que agregó que la alicuota será la designada en 2015, antes de la modificación de su antecesor, Mauricio Macri.

Retenciones y plan automotor

El Presidente tampoco esquivó la pregunta acerca de la disposición, firmada en el Boletín Oficial, que actualiza el monto de la alicuota para la exportación agrícola. Según Fernández, “las retenciones que hoy existen son las que dejó el gobierno anterior, lo único que hicimos fue actualizar por el efecto devaluatorio que vivió la economía argentina” y aseguró que de existir una nueva modificación, será consultado con las entidades agrarias. “Yo hice un compromiso en campaña que era que vamos a tomar las decisiones en conjunto. No las voy a imponer”, concluyó el Presidente.

La agenda del Presidente no tiene descanso. Este martes, por la mañana, las automotrices le presentarán el Plan Estratégico 2030 a Alberto Fernández en la sede del Smata. Desde el Frente de Todos ven a ese proyecto como un ejemplo del “pacto social” que desea implementar en su gestión: el documento tiene el acuerdo de los gremios automotores con las empresas, con el fin de hacer “sustentable” a la industria argentina.

El principal objetivo de ese proyecto es inversiones agresivas en materia de investigación, desarrollo e innovación que pongan en algunos años a la Argentina a competir en segmentos donde hoy no hay un circuito local desarrollado, como software o fuentes alternativas de energía. Desde la industria automotriz explican, con claridad, que pese a ser una de las principales fuentes de empleo, el sector sigue generando déficit en la balanza comercial porque utiliza insumos importados y no exporta lo suficiente para equilibrar esa sangría.