Bonelli sobre el acuerdo entre el Gobierno y el FMI: las cuatro pautas para el desembolso

El editorialista de Clarín dio detalles sobre los requisitos del organismo para realizar el próximo desembolso.


El Canciller - Comentarios

A un mes de las elecciones generales, el quinto desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) sigue en stand by. De acuerdo a lo que consignó Marcelo Bonelli, editorialista de Clarín, existe un pacto secreto entre el organismo multilateral y la Casa Rosada que incluye cuatro pautas políticas para que el dinero desembarque en la Argentina (después de las elecciones).

El periodista detalló que los fondos se enviarían, pero después de hacer una negociación con el electo Presidente, es decir que el giro formaría parte de una negociación amplia con el futuro gabinete. “Como concesión, el FMI no hará ningún anuncio formal, ni comunicado oficial que confirme que el dinero está congelado”, explicó Bonelli y agregó: “Un informe oficial del FMI tendría esta traducción política: que el acuerdo esta caído. Así, se quiere evitar un impacto negativo sobre la maltrecha economía local”.

El cuarto punto está basado en las conversaciones y declaraciones de ambas partes, que seguirán de manera periódica para ganar tiempo hasta las elecciones.

[Leé también] El FMI, Alberto Fernández y los USD 5.400 millones trabados por la incertidumbre

El pasado miércoles, el director gerente interino del organismo, David Lipton, había dicho que el Fondo “trabajará para una eventual reanudación de una relación, algún tipo de relación financiera con ellos, que tal vez tenga que esperar un tiempo“.

“Las palabras de Lipton tuvieron un fuerte impacto. El funcionario fue el que recibió e instrumentó las órdenes de Donald Trump para que Macri tuviera hasta ahora un trato especial del FMI: siempre hicieron la vista gorda con los incumplimientos del acuerdo”, agregó Bonelli.

El día anterior, Lipton había mantenido un encuentro con Mauricio Macri, el ministro de Economía Hernán Lacunza y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, donde confirmó que el FMI trabajará con quien quiera gane las elecciones presidenciales del 27 de octubre. Luego, Lacunza mantuvo otra reunión con Kristalina Georgieva, la flamante directora ejecutiva del Fondo. En ese contexto, la titular del organismo multilateral señaló que Argentina “es un miembro importante del FMI y queremos verlo tener éxito”.

“El encuentro entre Kristalina Georgieva y Hernán Lacunza fue fruto de una decisión: tratar de bajarle el tono al sincericidio de Lipton. Lipton pronunció las severas palabras después de un encuentro con Macri. La reunión sólo giró sobre el escenario político y muchos dudan de que haya sido oportuna la presencia del Presidente. Washington está preocupado por un triunfo del Frente de Todos. No por Alberto, sino por la militancia chavista de Cristina”, remarcó el periodista de Clarín.