Bloquea el oficialismo a los gobernadores por el Fondo Sojero, mientras se resquebraja el PJ

El Canciller - Comentarios

En medio de la interna del peronismo y el enojo de los gobernadores con Miguel Ángel Pichetto, el oficialismo avanzará el próximo miércoles con el tratamiento en el Senado del Presupuesto 2019. La vicepresidenta Gabriela Michetti convocó para ese día a las 14:00 a una sesión especial para discutir el proyecto. El frente Cambiemos confía en tener los votos necesarios para sancionar la ley.

El recurso de la sesión especial fue para bloquear la intención de los senadores díscolos del bloque de Pichetto que planeaban aprovechar el debate en el recinto para discutir la eliminación del decreto que canceló el Fondo Sojero. Sucede que las sesiones especiales se convocan con un temario concreto y una vez iniciadas no se pueden incluir otros temas. Si el debate fuera ordenario, el DNU del Fondo Sojero se incluiría porque ya cuenta con preferencia para su tratamiento.

En el temario de la sesión, Michetti incluyó el Presupuesto 2019, la adenda al pacto fiscal, la modificación de Bienes Personales (que deberá volver a Diputados), la actualización de los balances de las empresas para pagar Ganancias y un resarcimiento a cooperativas de crédito. De esta forma, el oficialismo pateó para otra sesión el DNU sobre el Fondo Sojero y se garantizó que no se discuta junto con el Presupuesto.

A la cabeza de los enfrentados con Pichetto está el formoseño José Mayans, que anticipó que insistirá con la restauración del Fondo Sojero. Este reclamo volverá a traer tensión al interior del bloque Justicialista la próxima semana, antes de la sesión. Se espera que en la reunión de bancada que Pichetto convoca antes de cada debate vuelvan a sacarse chispas, más aún luego de que el formoseño hablara de la posibilidad de partir el bloque.

“Es un momento crítico para nuestro bloque, no nos votaron para oficialistas. Su papel (el de Pichetto) es lamentable, los gobernadores solo reclaman lo que corresponde”, aseguró el senador esta semana, y advirtió: “Las diferencias en el presupuesto pueden generar un reacomodamiento de bloques en el Senado”.

Mayans, José Alperovich, Eduardo Aguilar y María Teresa González son algunos de los peronistas que ya adelantaron que no acompañarán el Presupuesto 2019. Tampoco contribuirán al quórum, que el oficialismo conseguiría a través del respaldo de los senadores del bloque Justicialista que coinciden en la postura de Pichetto.

Si no hay contratiempos, el Gobierno tendrá el próximo miércoles el proyecto aprobado. El texto, que tuvo la premisa del “déficit cero”, pronostica un dólar a $40,10, una caída de la actividad económica del 0,5% y una inflación del 23%. Junto con el freno que logró ponerle al paro nacional de la CGT, la Casa Rosada también logrará su objetivo de llegar a la Cumbre del G20 con el Presupuesto 2019 hecho ley.