Blindaje para Magnetto y David Martínez: rechaza Macri la megafusión entre Telefónica y Claro

El Canciller - Comentarios

El anuncio del ministro de Modernización, Andrés Ibarra no cayó para nada bien en España. Mientras participa de la feria de telefonía móvil World Mobile Congress (WMC), el funcionario anunció que el Gobierno se encuentra elaborando un proyecto para que las compañías de telecomunicaciones puedan brindar televisión satelital, entre varias iniciativas. Cayó como un baldazo de agua fría porque pensaban que el presidente Mauricio Macri lo iba a reglamentar vía decreto de necesidad y urgencia (DNU). El temor es que en el tratamiento parlamentario pierda el “espíritu” de la medida que quieren los empresarios para competirles de igual a igual a Clarín y Telecom. Todas se quieren anotar el botín de poder brindar el servicio de TV satelital.

Como si fuese el juego de la oca, el anuncio del ministro vuelve a dejar en el mismo escenario pre megafusión entre Clarín y Telecom, aunque todavía resta la luz verde de la Comisión de Defensa de la Competencia. Las empresas, en especial Telefónica de España, están a la espera de que salga la medida para poder darle batalla al nuevo gigante argentino. ¿Temen que con la intervención de la propia tropa de Cambiemos y de los peronistas en el Congreso el proyecto sangre y licúe su espíritu?

Parece haber servido la ofrenda de US$5000 millones que le llevó el CEO del Telecom de Clarín, Carlos Moltini, al presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada en concepto de inversiones. Una semana después del encuentro, según Página 12, el mandatario rechazó el DNU, incluso desautorizando a su propio funcionario Miguel De Godoy, al frente del ENACOM, ante una eventual fusión entre Telefónica y Claro.

“Entendemos que la decisión es política, pero nos perjudica. Nos coloca en un lugar incómodo al tener que confiar en una promesa, cuando en el pasado no se cumplieron”, le dijo una fuente de la industria al diario La Nación. Por su parte, Ibarra dijo que “Falta redondear la normativa, pero vamos a la ley con dos o tres temas. En primer lugar, vamos a poner a disposición de las empresas la infraestructura pasiva de los servicios públicos y ductos para que puedan correr sus redes. Por otro lado, vamos a liberar espectro y licitarlo para que, en principio, las compañías que están en el país hagan más inversiones, aunque tenemos que ver si orientamos la oferta al espectro regional. Por último, va a estar el tema de la televisión satelital”, en referencia a integrar varios temas en una “norma corta”, en donde estaría incluída la televisión satelital.