Blanqueo para reactivar obras privadas: impuesto especial de entre el 5 y el 25%, eximición de bienes personales y aprobación unánime

La norma impulsada por el oficialismo busca promover la construcción de obras privadas en todo el país a través de incentivos fiscales, como el blanqueo de capitales.
El Canciller - Comentarios

El Senado sancionó este miércoles una ley que permite el blanqueo para incentivar la construcción. La norma tiene como objetivo promover inversiones del sector privado mediante incentivos fiscales. Su aprobación fue por unanimidad, aunque Juntos por el Cambio votó contra el blanqueo porque se limitaba solo para el sector de la construcción.

Desde la promulgación de la norma, habrá 120 días para declarar bienes que serán afectados únicamente a las inversiones en obras privadas nuevas realizadas hasta el 31 de diciembre de 2022 y sobre los que se aplicará un impuesto especial de entre el 5 y el 25%. También la ley exime del pago de bienes personales por hasta dos períodos fiscales.

El blanqueo estará abierto para personas humanas, sucesiones indivisas y sociedades conformadas en Argentina. Durante la extensa sesión que arrancó con la renovación de las autoridades, los senadores votaron leyes económicas como la media sanción del Consenso Fiscal.

La norma que establece el blanqueo para reactivar las obras privadas prevé que los titulares de inmuebles o de derechos sobre inmuebles gozarán del diferimiento del pago del Impuesto a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones Indivisas o del Impuesto a las Ganancias, según corresponda.

Aparte habilita a declarar de forma voluntaria ante la AFIP la tenencia de moneda extranjera y/o moneda nacional en el país y en el exterior. El dinero deberá invertirse en obras privadas nuevas en Argentina.

Pero ese blanqueo tributará un impuesto especial que se determinará según el valor de lo declarado. Cuando sean ingresados desde la fecha de entrada en vigencia de la ley y hasta el 31 de diciembre de 2020 se cobrará el 5%. En cambio. cuando sea desde el 1° de enero de este año y hasta el 31 de enero de 2021, el monto ascenderá a 15%. Mientras que el ente regulador cobrará el 25% cuando sea desde el 1° y hasta el 28 de febrero pasado.

Ricardo Guerra asumió la banca de Menem durante la sesión del miércoles. Foto NA: JUAN VARGAS

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el oficialista Carlos Caserio, afirmó que la ley “permitirá que incontables familias argentinas recuperen su sustento económico”. Además, consideró que tendrá “un impacto en la economía en el corto plazo”.

Por su parte, el senador de Juntos por el Cambio, Julio Cobos sostuvo que la oposición votó a favor de la norma en miras a salir de la crisis, a través de la motivación de la construcción.

Los fondos que entran al sistema se depositarán en una cuenta especial. Pueden convertirse en títulos públicos nacionales si se invierten de forma inmediata en una obra.

Un punto clave de la norma es que sobre el tenedor de los fondos no podrá pesar ninguna acción civil, comercial o penal (tributaria y aduanera) y de infracciones administrativas. Tampoco pagarán impuesto a las Ganancias, IVA, impuestos internos y Bienes Personales, entre otros.