Bilaterales con Uruguay y el vínculo con Bolsonaro: la agenda del Gobierno con sus vecinos

Felipe Solá recibirá a su par uruguayo este martes. El Presidente no asistirá a la jura de Lacalle Pou porque coincide con la apertura de sesiones en el Congreso.
El Canciller - Comentarios

Felipe Solá recibirá este martes a quién será el ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, Ernesto Talvi, para generar el primer contacto con la futura gestión de Luis Lacalle Pou. Por otro lado, el presidente brasileño, Jair Bolosonaro adelantó este lunes que quiere “una buena relación” con Argentina y volvió a insistir con nueva reunión entre mandatarios, después de que Alberto Fernández anunciara que no podrá asistir el 1 de marzo a la asunción en Montevideo, ya que ese día es la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.

Te recomendamos leer

La reunión entre Solá y Talvi será en el Palacio San Martín. El acercamiento cobra relevancia ya que durante las elecciones, Fernández dio su apoyo al candidato que del Frente Amplio, Daniel Martínez. Fuentes cercanas a la Cancillería argentina aclararon, sin embargo, que eltiene una muy buena relación con Lacalle Pou, de quien “es amigo del padre, no hay obstáculos ahí”.

El Gobierno buscará tener la mejor relación posible para continuar con los temas de agenda previstos. Las bilaterales harán hincapié en los aspectos comerciales del Mercosur y la construcción de la Hidrovía-Paraná-Paraguay-Uruguay como parte de la agenda.

A través de sus redes sociales, Talvi agradeció la invitación de Solá. Apenas se hizo oficial su designación, en declaraciones a la prensa, planteó un delineamiento “moderno y flexible” para el Mercosur.

En cuanto a la asunción de Lacalle Pou, el jefe de Estado argentino confirmó que no podrá asistir ya que coincide con la apertura de las sesiones del Congreso.  

La próxima fecha que la Argentina y Brasil se vean las caras dependerá de sus cancilleres. En declaraciones a la prensa, Bolsonaro reforzó su interés para con el país: “Lo que nosotros queremos con Argentina, con el Mercosur, es una buena relación”, dijo.

El martes pasado, Solá explicó que la iniciativa de una reunión presidencial salió del propio mandatario brasilero. Más allá de las diferencias ideológicas destacaron que “se puede construir un vínculo pragmático a partir de los intereses en común”.