Bilardismo puro: cambian los jugadores de Corea del Sur las camisetas para confundir a los rivales

El Canciller - Comentarios

Tal como se esperaba, el Mundial de Rusia arrancó con todo: partidazos como el de España y Portugal, batacazos como la derrota de Alemania, grandes rendimientos (triplete de CR7) y buenos goles. Pero las noticias no sólo llegan desde dentro de la cancha.

Este domingo, salió a la luz una de las mejores historias desde la concentración de Corea del Sur. El entrenador asiático, Shin Tae-yong, ordenó que sus jugadores entrenen con dorsales distintas a las que usualmente usan, en una clara intención de confundir a aquellos “espías” que estén observando.

“Lo hacemos porque los europeos nos miran. Es una de las razones. Queremos confundir a los suecos”, aseguró el DT, ante la mirada atónita de los periodistas presentes. Aparentemente, Son Heung-min, la figura del equipo, vistió camisetas con cuatro números diferentes durante los entrenamientos.

Todo comenzó hace unas semanas, en Austria, cuando integrantes de la delegación sur-coreana descubrieron que había un “turista” observando la práctica que en realidad no era tal: se trataba de un miembro del cuerpo técnico sueco que recopilaba información sobre sus rivales en el primer partido del grupo F.

No conforme con ser expulsado del entrenamiento, Lars Jacobsson usó una casa cerca del lugar donde se realizaban las prácticas y, utilizando un telescopio de alta capacidad y una cámara de video, continúo el trabajo que le habían encomendado.

Para evitar mayores inconvenientes, el entrenador sueco Janne Andersson se disculpó este domingo, en la previa del choque mundialista: “Es muy importante que mostremos respeto por un rival y si lo que hicimos es percibido de otra forma, entonces nos disculpamos”.

Corea del Sur enfrentará el lunes, a las 9hs de nuestro país, a Suecia, en un partido que tiene a los europeos como claros favoritos. En el otro partido del grupo, México dio el batacazo al derrotar a Alemania por 1 a 0, gracias al gol en el primer tiempo de Hirving Lozano.

¿Servirá la estrategia coreana para confundir a sus rivales? Sea como sea, el entrenador de Corea del Sur se ganó con justicia el mote de “el Bilardo asiático”.