Bajan la guardia Irurzun y Ballestero contra los funcionarios kirchneristas y liberan a Baratta

El Canciller - Comentarios

A casi cinco meses de su detención, Roberto Baratta saldrá de Marcos Paz debido a un fallo de la Cámara Federal. El ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión fue durante muchos años la mano derecha de Julio de Vido.

Los jueces Jorge Ballestero y Martín Irurzun decidieron dictarle la falta de mérito no sólo a Baratta sino también a De Vido pero el ex ministro seguirá detenido porque tiene una prisión preventiva dictada en la causa Río Turbio.

La Cámara consideró que los procesamientos dictados por el juez en la causa Gas Natural Licuado están sustentados en un peritaje cuestionado.

Es más, David Cohen, que estuvo a cargo del estudio, fue denunciado y está siendo investigado por falso testimonio.

La mano derecha de De Vido

Tal como declaró ante Bonadio, en el año 2000 Baratta se quedó sin trabajo y empezó a trabajar como en una empresa de taxis. Allí conoció al entonces gobernador de Santa Cruz Néstor Kirchner y a su ministro de Gobierno Julio De Vido.

Luego, años después, su vínculo con el ministro empezó a crecer y comenzó a realizar “trabajos sobre comercio internacional en el rubro pesca”. Hacía estudios de importaciones y precios.

Ya en 2003 y con Néstor Kirchner como presidente, Baratta ingresó al Ministerio de Planificación, donde manejó temas relacionados con la Energía. De a poco se terminó convirtiendo en una pieza clave para Julio De Vido.